5 actividades para mejorar tu salud mental en el trabajo

No dejes que el estrés del trabajo te consuma, échale ojo a estos tips aprobados por terapeutas.

Compartir

Es normal experimentar estrés de vez en cuando, incluso puede ser algo positivo, pero cuando es constante hay que tomar acción y tratar de disminuirlo. Aunque no existe una forma rápida y mágica para hacer que el estrés desaparezca, te compartiremos 5 actividades para mejorar tu salud mental en el trabajo basadas en prácticas de psicología como la terapia cognitiva conductual, la atención plena y la meditación, para que puedas tener herramientas que te ayuden a desestresarte a corto plazo.

5 actividades para mejorar tu salud mental en el trabajo

1.Cuenta regresiva

Cuando tu presión se eleva… ¡voltea a ver tu entorno! e intenta el método 5-4-3-2-1. Primero respira hondo y después mira a tu alrededor, nombra cinco cosas que puedes ver, cuatro cosas que puedes tocar, tres cosas que puedes oír, dos cosas que puedes oler y una cosa que puedes probar. Esto hace que ya no te concentres en lo que estresa, por lo que es más fácil salir de ese estado mental que te tiene en estrés. 

2. Activa tu “reflejo de buceo”

¿Te acuerdas de ese momento en las películas en el que el personaje principal huye de una situación estresante y se mete en un baño para respirar hondo y echarse agua fría? Por dramático que parezca, podría ayudarte en la vida real, ya que salpicarte agua fría en la cara es una forma de activar el “reflejo de inmersión”. La forma natural de tu cuerpo de concentrar la sangre y el oxígeno en tus órganos vitales. Puede ser útil si entras en pánico o estás más nervioso o ansioso por una presentación o una reunión. 

3. Practica la respiración de caja

Las técnicas de respiración son una estrategia simple para ayudar a calmarnos sin importar dónde estemos. La respiración de caja es un proceso sencillo de cuatro pasos. Primero inhala contando hasta cuatro, luego sostén la respiración otros cuatro tiempos, exhala contando otra vez hasta cuatro y aguanta la respiración durante este mismo tiempo. Puedes continuar respirando de esta manera hasta que sientas que tu cuerpo comienza a soltar la tensión. 

4. Relaja tus músculos, uno por uno

Esta técnica busca liberar el estrés y la ansiedad. Sirve para los momentos en que necesitas relajarte pero no estás en una crisis, por ejemplo al final del día. Todo lo que necesitas es un lugar cómodo para sentarte y un poco de tranquilidad. Comienza doblando los dedos de los pies hacia abajo y tensando los músculos del pie durante unos segundos antes de relajarlos lentamente. Haz lo mismo con las piernas, el torso, el pecho, los hombros y el cuello, hasta llegar a la parte superior de la cabeza. La idea es concentrarte en tu cuerpo y en lo que sientes. 

5.Haz un ensayo de estrés

Hay ocasiones en las que el estrés puede desencadenarse al pasar tiempo con personas (tu jefe, tu papá, etc.) o situaciones específicas. Cuando sea así te recomendamos probar esta técnica. Imagínate a ti mismo en una situación estresante y analiza mentalmente cómo la manejarías. Practica formas de responder, por ejemplo, puedes practicar una entrevista de trabajo con un amigo, responder preguntas frente al espejo y hacerte cocowash de que la entrevista o esa situación estresante es sólo una prueba para aprender y que no tendrá consecuencias. Eso te ayudará a relajarte.

La última de las actividades para mejorar tu salud mental en el trabajo es “protegerte” del estrés, es decir, procurar eliminar posibles factores estresantes. Identifica que te estresa, ejemplo: que te pregunten algo en una junta, entonces investiga antes sobre el tema para estar listo. 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 3.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta