Así afecta el estrés a tu cerebro

Aguas con vivir estresado tooodo el tiempo. Mira cuánto afecta el estrés a tu cerebro

Compartir

El estrés es completamente normal, siempre ha estado y estará en nuestras vidas. Es el resultado de una respuesta evolutiva, y nos sirve para hacer frente a amenazas que ponen en peligro nuestra supervivencia. Para nuestros antepasados era necesario el estrés para conseguir alimentos, reproducirse, encontrar un hogar, etcétera, pero, ya no es así, pues la mayoría de esas necesidades están cubiertas. Así que es mejor que le bajes a tu estrés, ya que afecta a tu cerebro.

Sí, sabemos que vivimos en un mundo con altas demandas y expectativas laborales y familiares, lo cual nos obliga a llevar un ritmo de vida acelerado, la combinación de estos factores genera un desafío constante. Este estilo de vida favorece la aparición de estrés.

Aunque contamos con mecanismos para hacer frente al estrés, el impacto que tiene en nosotros depende de la percepción de cada uno. Ante una misma situación de estrés cada uno reacciona de maneras muy diferentes, esto depende de diversos factores como: personalidad, apoyos sociales, experiencias previas, etc. Esta percepción determina nuestra respuesta neurobiológica al estrés, también influye qué tanto y qué tan a menudo nos exponemos al estrés. 

Cuando nos sentimos estresados, tenemos la sensación de que la situación escapa de nuestro control, lo cual provoca un aumento de cortisol (la hormona del estrés) y crea un desbalance hormonal. Es cierto que necesitamos el cortisol para regular numerosas funciones, pero cuando perdemos ese equilibrio, se alteran genes que afectan nuestro sistema inmune y los procesos como la neuroplasticidad (la capacidad del cerebro para cambiar y adaptarse a nuevas experiencias), afectando nuestra capacidad de reacción a los problemas.

Además, cuando nos estresamos nuestro organismo reacciona igual que cuando se trata de un proceso infeccioso, movilizando células que combaten una infección, aunque no existe. 

El estrés produce una variedad de problemas: cardíacos, digestivos, inmunológicos, entre otros, pero el cerebro es el más afectado. Estos cambios en el cerebro son los responsables de la aparición de trastornos neuropsiquiátricos, trastorno de estrés postraumático, ansiedad y, sobre todo, la depresión.

Aunque, después de lo que te platicamos, el panorama parece poco alentador; debes saber que existen técnicas que ayudan a disminuir el impacto del estrés en nuestras vidas. Algunas de ellas son: el ejercicio físico, una alimentación equilibrada, los apoyos sociales y la meditación.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 1.00 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta