Little child girl plays superhero. Child on the background of sunset sky. Girl power concept

10 cosas que prueban que tienes una mamá fuerte

¿Tienes o eres una mamá fuerte?

Compartir

Las mujeres fuertes enseñan a sus hijos lo que la vida cotidiana y la sociedad jamás les podrán enseñar, aprenden la importancia de ser uno mismo y trabajar por lo que quieres. Sin ella no estarías en donde estás ahora.

Esto es lo que hace una mamá fuerte:

1. No te dice lo que tienes que pensar, pero sí te dice cómo. No se trata de memorizar lo que lees, es importante sacar una opinión personal de lo aprendido. No sientes miedo al preguntar cosas, al contrario, quieres aprender más y sabes que muchas veces te vas a equivocar, pero así se aprende.

2. Es honesta y te enseñó a serlo también, la comunicación es la base en su relación. Usas las palabras para conectar con sentimientos y pensamientos.

3. Te dice la importancia de la educación. Una mamá fuerte sabe la importancia de la educación en hombres y mujeres, no ve la educación como algo que da status, pero sí como una herramienta para poner atención, preguntar leer y expresarte.

4. Te enseña a ser tú, tu propio rival. Si trabajas duro por lo que quieres, los resultados serán lo que has estado esperando. No le demuestras nada a nadie, la única persona a la que debes rendirle cuentas es a ti mismo.

5. Te enseña a ser independiente y a ganarte todo por tus propios méritos, para sobrevivir necesitas ser económicamente independiente. Gracias a ella sabes la importancia de saber cocinar, así como otras actividades que te permiten mantenerte y cómo tener y valorar una relación.

6. Te da la confianza de ser quien quieras ser. Sabes quién eres y para qué estás. Una mamá fuerte te da la confianza que necesitas para ser tú mismo. Te apoya en tus viajes, le interesa que conozcas nuevas personas, culturas, países…


7. Gracias a ella sabes el significado de empatía.
Esta es una de las señales más fuertes que demuestran que una persona fue educada por una mamá fuerte. Los enseña a ver a todos igual, sin comparaciones, pero sobre todo a entender situaciones.

8. Te enseña la importancia de la familia. Sabes que necesitas personas que te necesitan, aprendes la necesidad de lazos y conexiones fuertes.

9. Se muestra independiente. Mientras que muchos necesitan otras personas, tu sabes que no necesitas de nadie para sobrevivir o funcionar en tu vida no necesitas la aprobación de nadie.

10. Te enseña a no quejarte. No haces juicios de valor, no te quejas, aceptas las circunstancias y aprendes de ellas.

¿Tienes o eres una mamá fuerte?

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (41 votes, average: 4.56 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta