Fibromialgia: ¿qué es y cómo saber si la tienes?

Si no sabes por qué te duele el cuerpo y te la pasas cansado, esta enfermedad podría ser la causa

Compartir

Imagínate querer levantarte y que te duelan todos los músculos y las articulaciones. Tuviste una noche pésima, te despertaste cada que te volteabas porque el dolor era insoportable y sientes lo antebrazos dormidos. Cualquier esfuerzo que haces aumenta el dolor y sientes como si tuvieras el cuerpo cortado. Cada vez estás más cansado y no te recuperas. Te tomas un analgésico y en cuanto pasa el efecto, regresa el mismo malestar.

No le encuentras ninguna explicación a lo que te pasa, vas al doctor, te hace exámenes y te confirma que no hay nada a primera vista. Por los síntomas, podría ser fibromialgia. Esta es una enfermedad todavía mal entendida y que, incluso, una buena cantidad de profesionales de la salud o niegan su existencia o solo se refieren a ella como una depresión con un síndrome doloroso asociado. Pero la realidad es que se trata de una enfermedad que se activa porque el centro cerebral encargado de la administración y localización del dolor se encuentra hiperexcitado -y descontrolado- y le reporta al resto del sistema nervioso un dolor constante y generalizado que hace imposible el funcionamiento habitual de la persona.

¿CÓMO ES EL DOLOR DE LA FIBROMIALGIA?
-Difuso y crónico
-Provocado por estímulos que normalmente no son dolorosos
-Produce inmovilidad y cansancio
-No se quita con masajes, ejercicios o reposo
-No se reduce con el reposo absoluto o relativo

¿QUÉ PUNTOS TE DUELEN?
-Los focos rojos son las inserciones de los tendones musculares a los huesos.
-Los tendones se inflaman a tal grado que el dolor es muy puntual y claro en estas áreas.

¿TIENES ALGUNO DE ESTOS SÍNTOMAS?
-Migraña o insomnio
-Presión baja
-Dolor y tensión en la mandíbula
-Estreñimiento y colon irritable
-Problemas para concentrarte o alteraciones en el estado de ánimo
-Molestias constantes de vías urinarias

SE CREE QUE ES CAUSADA POR:
-Predisposición genética
-Factores del medio ambiente que pueden facilitar su presentación (infecciones virales y traumatismos)
-Otras enfermedades, como la artritis reumatoide y el lupus eritematoso sistémico.
-Estrés

TRATAMIENTO

Lo más difícil es diagnosticarla, pero una vez detectada hay formas de tratarla con un esquema multidisciplinario. Así que tendrás que:

Cambiar tu estilo de vida: dejar los alimentos que son dañinos para ti, cuidar tus horarios de sueño y descanso y hacer los ejercicios adecuados para que no se inflamen tus tendones.

Utilizar dispositivos médicos: son estimuladores magnéticos transcraneales que “sintonizan” el tálamo, que es el distribuidor del dolor en el cerebro y está desregulado con la fibromialgia.

Incluir suplementos alimenticios: algunos complementos, en dosis más elevadas a las que obtenemos por la dieta normal, pueden mejorar las sensaciones dolorosas, entre ellos la coenzima Q10 y diferentes tipos de ácidos grasos.

Tomar medicamentos: hay analgésicos autorizados, algunos antidepresivos y reguladores de la neurotransmisión cerebral que normalizan la comunicación de las vías dolorosas en el sistema nervioso central.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (12 votes, average: 4.17 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta