*

SUSCRÍBETE

1 AÑO = $368

Viernes, abril 19, 2019 |
-

Si pasas del amor al odio en segundos, date tiempo para pensar en un cambio. Quédate si vale la pena, y si no: pajaritos a volar, mejores ramas habrá

Todos necesitamos libertad e intimidad, pero para las mujeres es más importante la intimidad y para los hombres la independencia. Mejor apréndete estas reglas para tener una comunicación exitosa con tu pareja

Ojo con lo que dices (y te dicen) cuando estás a punto de casarte

Si de por sí las relaciones son complicadas, ahora imagínate cuando uno de los integrantes tiene problemas de autoestima.

No es que no te gusten los niños o los pubertos, pero los de tu pareja son la mera encarnación de alguna entidad no muy amistosa. Claro, él/ella los adora y pues vienen en paquete. ¿Qué se hace? ¿Por qué no te acaban de caer?

Para salir del limbo y poder tomar una decisión que te libere de una relación que ya no te llena, sigue estos pasos:

Que si el estrés de la chamba, el cansancio de la semana, las hormonas del mal o las peleas con tu mamá… todo, absolutamente todo puede afectar tus ganas de cooperar (y no solo la calentura)

¿Llevas un rato esperando conocer a alguien digno de invitar a salir y cuando por fin lo logras te da tanta ansiedad que la diarrea te hace cancelar la cita? Te urge liberarte del miedo y empezar a disfrutar eso que te parece tan infernal

Hay que aceptarlo, nos casamos y divorciamos a la menor provocación. Eso, sumado a la cantidad de hijos nacidos en relaciones informales o casuales, eleva la probabilidad de que uno termine casado (otra vez) o arrejuntado en una dinámica de familia compuesta

Todos sabemos que las relaciones de pareja se arruinan cuando la familia política anda de metiche, y no solo las suegras pueden ser del terror, los cuñados contribuyen 50% al deterioro. Blíndate de ellos.
190,245SeguidoresSIGUENOS
381,956FansMe gusta
53,393SuscriptoresSUSCRIBETE
162,431SeguidoresSIGUENOS