Cuida tus palabras, así hablan tus hijos

Una buena educación empieza en el hogar, en los colegios solo se refuerza. Ojo con lo que dices, haces y proyectas en casa.

Compartir

Te preocupa que tus hijos tengan una buena educación y los inscribes en una escuela cara en la que piensas que deberán enseñarles todo de todo, mmm, pero es muy importante que sepas que hay materias que se aprenden en el hogar y que los colegios solo pueden reforzar.

Hablar, que significa tanto en la vida, es una de esas materias que se aprenden en la casa y en el entorno inmediato, ni modo, así que debes cuidar que tus niños aprecien el lenguaje y que lo puedan hablar lo mejor posible.

Los niños imitan sin esfuerzo lo que oyen en su entorno. El dramaturgo español Nicolás Fernández de Moratín intentaba explicárnoslo así:

Admiróse un portugués
de ver que en su tierna infancia
todos los niños en Francia
supiesen hablar francés.

Pues bien, llamarán a las personas, a los animales y a las cosas como las llaman quienes los rodean. Dirán sarape, cobija, frazada, chamarra a lo que han oído en su casa que se llama así, y aunque en un libro diga que se llama cobertor, lo que se dijo en su casa es primero.

Se llama Felipe…, sí, Jelipe. No se dice juera, se dice fuera…, sí allá juera. Trajistes ya no se usa, se dice trajiste…, sí, pero los trajistes o no…

Por muy bueno que sea el maestro y ayude a corregir, si tú sigues hablando mal, tus pequeñines te harán más caso a ti.

¿Cómo puedes conseguir que tus hijos hablen mejor?
1. Busca mejorar tu vocabulario acercándote a personas que hablen mejor, haciendo un esfuerzo por decir mejor, por hablar mejor.

2. Habla con tus hijitos de manera natural, no les hables como bobos imitando a quien te parece que es un bebé. “Ya es oya de la meme”…, ¿qué pasó?

3. Diles las palabras como suenan, no les inventes palabras. Ya déjate el pilín…, ¿qué pasó?

4. Cuando no pronuncien bien una palabra, corrígelos con dulzura. Mi amor no se dice evo, se dice huevo.

5. Si ven la tele, si oyen el radio, busca que encuentren programas que tengan contenido, y coméntalo con ellos. ¿Qué te parece lo que dice?, ¿te parece que Dragon ball es violento?

6. Pídeles que hablen, que se expresen, atiéndeles, escúchales, pregúntales y comenta con ellos.

7. Busca que tus mensajes sea Claros, Precisos, Concisos, Completos, Actuales y Naturales, será más fácil para ellos seguirte y aprender de ti.

8. Promueve el hablar bien, bonito, de forma rítmica y acertada, ellos serán jóvenes, adultos alguna vez y la palabra será un instrumento para el éxito.

Te lo digo a ti, habla bien no quien lee más ni quien ve National Geographic, sino quien tiene junto a quien cariñosamente le escuche, le corrija, le enseñe.

¿Quieres educar una generación?, educa a la anterior, decía Napoleón Bonaparte. Dales a tus hijos una educación de calidad, completa. Ayúdalos a crecer enseñándolos a que hablen mejor.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (11 votes, average: 4.18 out of 5)
Loading...

1 COMENTARIO

  1. ¡Hola! Yo espero que alguien antes de mí, les haya hecho notar el error en el título.
    El artículo es muy bueno. Lo compartiré. Gracias por su atención.

Dejar una respuesta