¿Cómo saber si necesitan terapia de pareja?

Síntomas para saber si necesitan terapia y todo lo que van a ganar asistiendo a una

Compartir

Todos pasamos por altas y bajas en una relación, tanto en un noviazgo como en un matrimonio. Es frecuente que debido a ciertas bajas nos preguntemos si es momento de separarnos o simplemente necesitamos un empujoncito para resolver los problemas.

Probablemente alguna vez ha pasado por tu mente asistir a terapia de pareja, pero muchas veces no lo dices por miedo o porque crees que obtendrás una respuesta de “¡STOOOOOP, estás mal, no necesitamos eso!” Así que toma en cuenta que no es necesario que ambos asistan. En las sesiones se puede trabajar sólo con un miembro de la relación y a través de los cambios que se logren puede haber un impacto en la dinámica con la pareja.

¿Y fueron felices para siempre?

La Dra. Alejandra Quintos Alonso, psicóloga que cuenta con una amplia experiencia en problemas de pareja, te hará preguntarte eso que tanto temes: ¿necesitamos terapia de pareja?

Piensa y respóndete con honestidad: ¿te sientes insatisfecho, desmotivado, triste, enojado, con miedo, devaluado, incomprendido y consideras que tu relación es la causa? ¿Has intentado solucionar tus problemas de comunicación, negociación, celos, infidelidad y cero que se arreglan las cosas? Pues déjame decirte que es probable que la terapia de pareja te ayude a encontrar alternativas.

Los principales motivos que marcan el caos y hacen que las parejas corran a terapia son: problemas de comunicación, violencia, problemas sexuales, conflictos en la crianza de los hijos, límites con la familia política, inconvenientes financieros y claro, no podían faltar los celos. En una terapia de pareja tú trabajarás a través de cuestionarios, rituales, ejercicios de visualización, escritos y de reflexión.

“Te juro que la terapia nos ayudará…”

La terapia los llevará a:
  1. Encontrar los recursos o fortalezas con las que cuentan, para salir de la situación problemática
  2. Identificar patrones de comunicación e interacción que alimentan los problemas
  3. Reconocer las soluciones que han intentado y que probablemente más allá de resolverlo, lo vuelve peor
  4. Cuestionarse creencias o ideas que los limita a soluciones creativas
  5. Desarrollar nuevos patrones mentales y emocionales para ponerle fin a los conflictos y obvio, lograr un mayor bienestar emocional

Por: Dra. Alejandra Quintos

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (18 votes, average: 4.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta