Tips para lograr bajar de peso

Sigue estos consejos comprobados y 100% reales para lograr bajar de peso, la panza y los gorditos de la espalda.

Compartir

¡Banda fitness! Yo sé que ya están haaartos del cuento de bajar de peso; pero les aseguro que deep deep inside están más cansados de no lograr deshacerse de esa panza debajo del ombligo o en las caderas (ellas) y de la lonja de hombre –love handles- al lado y atrás (¡Justo esa lonja que te estás agarrando!).

Por eso van estos consejos para que bajes de peso:

1. ¡Pésate una vez por semana! Ni más ni menos. Contra lo que algunos recomiendan, es positivo llevar un seguimiento para que estés consciente de tus progresos. No te estreses por el número; fluctuaciones de ½ kg arriba o abajo, no son significativas. Importante, pésate en la misma circunstancia, es decir, a la misma hora y el mismo día de la semana. De lo contrario, puede haber variaciones “raras” por no haber hecho popo, si te excediste en la cena o comida, o porque has tomado mucha agua.
¡Chicas! Un par de días previos y durante su período, pueden pesar de 2 a 5kg más, que luego bajan.

Te va a interesar: ¿Por qué las mujeres suben de peso durante la menstruación? 

2. Toma agua antes de cada comida. Te ayudará a sentirte satisfecho con menos alimento. De acuerdo con estudios, las personas que toman dos vasos de agua natural antes de cada comida, logran perder más peso. Además de que el agua te mantiene hidratado, facilitando la función renal y evitando la retención de líquidos.

3. Si comiste mucho, ¡NO cenes! Anteriormente se consideraba que así hubieras comido de más, deberías cenar algo; sin embargo, con tendencias actuales como ayuno intermitente se ha descubierto que ocasionalmente –o si está recomendado por tu nutriólogo- vale la pena dejar pasar más de 12 horas sin comer, siempre y cuando no te excedas en el siguiente tiempo de comida.

4. Come grasas ¡de las buenas! Ácidos grasos mono y poliinsaturados. Estos ayudan a darte saciedad, evitando que te queden ganas de postre. Apenas el 10% de las calorías de tu dieta, pueden ser de grasas saturadas (en el huevo, leche, lácteos, carnes, pollo, aunque sean magros). Mejor come, aceite de oliva, aceites de pescado, tofu, aguacate, y 1 ó 2 cucharadas soperas al día de nueces mixtas.

5. Come lento y espera 15 a 20 minutos, para servirte más o pedir postre. Es el tiempo que tarda el cerebro en registrar la saciedad estomacal. Antes de eso, aunque ya estés “lleno” tu cerebro no lo sabe. Por eso, cuando te ofrezcan postre al terminar el plato fuerte, espero 15 a 20 minutos para decidir si lo tomas o no. Mientras tanto, sigue la conversación con amigos, toma un té, café o si estás en casa ¡párate a lavar unos trastes!

6. Planea cada tiempo de comida. ¡Tampoco es que cada gramo esté calculado! Pero sí lleva escrito o en la mente qué te toca comer, por dos razones:

– Si ya tienes una guía alimentaria, comerás más balanceado, sano y sin exceso.
– Los más exitosos y empresarios afamados, no “pierden el tiempo” en tomar decisiones tan básicas como qué van a comer o cómo van a vestirse. Debemos tomar muchas decisiones en el día ¡guarda tu “frescura mental” para aquellas más estratégicas! Y apégate a tu dieta.
TIP: Lleva siempre en la bolsa o mochila, un par de barras de proteína o amaranto. Mil mejor comerte una barra, que comprar en la vending machine algo industrializado con mucha azúcar y grasa.

7. Come carbohidratos de los buenos y con medida. Solo evita un tipo. Necesitamos de carbohidratos para sobrevivir, pero no es lo mismo una taza de uvas, que un apio, o una dona. ¡Decide bien! Evita -si puedes- al 100% todos los carbohidratos simples refinados (muchas calorías, pocos nutrientes): refrescos, jugos de bote, comida industrializada, pastelillos, pan dulce, mermeladas, azúcares, pasteles y postres. Prefiere fruta, granos enteros. ¡Y vegetales sin medida!

8. ¡Date una comida libre a la semana “cheat meal”! Ayuda a reducir el estrés que da el saber que no puedes comer algo que te gusta.

9. ¡Duerme! Por lo menos trata de dormir una hora extra por día. Investigaciones aseguran que dormir una hora más de lo que acostumbras, puede llevarte a comer 6% menos calorías, por el tiempo que estás durmiendo y no comiendo. Además de que hormonalmente liberarás más testosterona, hormona de crecimiento y menos cortisol, combo que ayuda a “quemar” grasas.

¡Ya tienes la info! Cuéntanos cómo te va y qué opinas, en mi Instagram @keifitmx 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votes, average: 4.75 out of 5)
Loading...

3 COMENTARIOS

  1. Tomando nota, muy buenos tips me parecen faciles y muy practicos para comenzar a practicar, muy buen articulo gracias por compartirlo.

Dejar una respuesta