¿Qué piedra te toca según el mes que naciste?

Úsala en collares, anillos o donde se te dé la gana para aquello de la buena suerte. O solo para que se vea bonito, tú decides

Compartir

Eso de traer una piedrita que te representa viene de las doce tribus de Israel, que decían que para fluir mejor tenías que usar la piedra del mes. Hoy está de moda usar la que te toca según tu mes de nacimiento.

Enero: granate
Simboliza la amistad y la confianza.
La palabra granate significa rojo profundo. Esta piedra es un grupo de minerales, no solo uno, y puede ser de cualquier color, pero la rojo es la que representa a los nacidos en enero. Si es muy especial hasta cambia de color según la luz. Se decía que traía salud, paz y prosperidad a los hogares; también que quienes hacen el bien mientras la usan se llenan de bendiciones. Pero si la usas y te portas mal, te va a ir peor. Para los egipcios era el símbolo de la vida, incluso guerreros de antaño la llevaban a sus batallas para protegerse.

Febrero: amatista
Ayuda a la riqueza y la estabilidad. 
En Grecia la usaban para no emborracharse y ser rápidos mentalmente. Es una variación del cuarzo. Suele ser morada, color que siempre ha representado a la realeza, por eso está relacionada con el poder y la riqueza. Fue una de las 12 piedras originales de las tribus de Israel. Dicen que ayuda para la paz mental.

Marzo: aguamarina
Te ayuda a tener armonía y calma.
Es una combinación de las palabras agua y mar. Y eso va de la mano con que los marinos la usaban para tener buena suerte y regresar con bien de sus viajes. Su color ayuda a calmar los ánimos y a ser sensatos. En la Edad Media se usaba como antídoto para envenenamiento. Se les regalaba a las novias como símbolo de larga unión. Hasta para reanimar el amor entre quienes ya o lo están sintiendo.

Abril: diamante
Es el máximo símbolo del amor eterno.
Es la piedra más dura que existe: 58 veces más dura que cualquier otro mineral en la tierra. Por eso es la más deseada. Es puro carbón que sufre temperaturas extremas debajo de la tierra; se sacan a la superficie con pipas de magma volcánica. Antes se creía que los diamantes eran rayos que habían caído a la Tierra y que podían curar enfermedades mentales.

Mayo: esmeralda
Trae buena fortuna y juventud.
Se cree que existen desde hace tres mil millones, pero hoy son tratadas con calor para que su color sea más profundo. Entre más verde, más valiosa la esmeralda. Según los egipcios curaban todo, desde un dolor de panza hasta la epilepsia y los ataques de pánico.

Junio: perla
Representa la pureza e inocencia.
Son consideradas piedras preciosas, pero no son piedras ¿cómo? No son minerales, vienen de seres vivos: moluscos. Se forman cuando en la concha hay irritantes y para no lastimar su piel crea capas de carbonato de calcio sobre un grano de arena. Perooo, ahora la mayoría son cultivadas artificialmente. Las más finas tienen un brillo como cremosito, no blanco, que es reflejante. Existen también las negras, que en realidad son de un morado verdoso, pero son súper difíciles de encontrar.

Julio: rubí
Es símbolo de amor, pasión y sangre.
Son el símbolo de Birmania donde se usan desde 600 años a. C. En China los usaban como protección a la hora de ir a la guerra; en la India se creía que renacerían como emperadores si los usaban.

Agosto: peridoto
Trae felicidad y protección.
En tiempos remotos había quien presumía tener miles de esmeraldas que en realidad era peridoto. Es verde y más brillante que las mismas esmeraldas. A diferencia de su prima más valiosa, trae el color por la composición del mineral, no de sus impurezas. Por eso solo es color verde, aunque podría llegar a ser café si acumula demasiado hierro. Se supone que libera la mente de los pensamientos de envidia.

Septiembre: zafiro
Simboliza nobleza, sinceridad y lealtad.
En latín significa piedra azul, color que le dan el titanio y el hierro. Si viene de otro color se le llama fancies (a menos que sea rojo, entonces es rubí), la más común es azul. Solamente el diamante es más fuerte, o sea que nunca se va a rayar. También se usa para hacer ventanas y mecanismos de relojes. De hecho, el primer láser se hizo con un zafiro. Dicen que ayuda a ser más disciplinado.

Octubre: turmalina y ópalo
Traen calma, cambio y adaptabilidad.
La historia es que ambas vienen del arcoíris: el ópalo significa juego de colores y está compuesto por esferas microscópicas de sílice que difractan la luz, por eso el efecto arcoíris. La turmalina por otro lado, es un complejo grupo de minerales con diferentes composiciones químicas que resulta en diferentes colores. Según dicen, la turmalina protege de toxinas, regula la insulina y elimina la ansiedad. El ópalo, dicen, es de súper buena suerte solo si naciste en octubre.

Noviembre: topacio
Trae longevidad, sabiduría y calma.
Hace mil años todos creían que cualquier piedra amarilla era un topacio, pero ni todo lo amarillo es topacio ni todo el topacio es amarillo. De hecho, el más puro no tiene color. El más buscado es el “imperial”, que es de un color naranja con tonos rosas. Ha sido la piedra favorita de todo el mundo en diferentes épocas; en Europa creían que podía romper cualquier hechizo, en la India que daba sabiduría, en África para rituales de sanación y en Rusia llegó a tal estima que solo la realeza tenía permiso de poseerla.

Diciembre: tanzanita
Simboliza elegancia y exclusividad.
Es una de las menos conocidas, fue descubierta apenas en 1967 y se llama así porque solo se puede encontrar en Tanzania. Fue descubierta por pastores Masái que encontraron cristales que brillaban con un color azul súper característico. Desde entonces Tiffany se convirtió en el principal distribuidor de esta piedra. El color viene de la combinación de restos de vanadio con calor extremo. Debido al pleocroísmo, o sea absorción de radiaciones luminosas, cambia de color dependiendo de qué lado lo veas.

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (13 votes, average: 4.54 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta