Hábitos godínez que te quitan años de vida

¿Cuántos años le estás restando a tu vida por hacer las cosas mal?

Compartir

Pasamos tanto tiempo sentados frente a nuestro escritorio que ni siquiera ir al gimnasio compensa el daño que nos hace.

Estar sentados más de 6 horas al día aumenta el riesgo de muerte 40% en mujeres y 20% en hombres. Imagínate, el tiempo promedio que pasamos sentados es de  7.7 horas al día. Las personas con obesidad suman 2.5 horas extra.

Solución: Trabaja parado más tiempo

Esto te ayudará a mejora tu postura, quemar calorías y aumentar el flujo sanguíneo. 

Comer snacks chatarra puede aumentar tus probabilidades de padecer diabetes y hasta infartos. Sabemos que por las prisas y hasta el exceso de chamba, comer a tus horas se vuelve casi imposible.

Solución: Lleva comida sana
Jícama, pepinos, manzana… cualquier opción saludable que puedas “picar” entre comidas. Quítale lo aburrido agregando chilito en polvo, limón y sal o lo que tú quieras. 

 

No tomar suficiente agua y entrarle durísimo al café puede tener consecuencias graves para tus riñones además de provocarte fuertes dolores de cabeza (por deshidratación) y tu metabolismo se vuelve lento.

Solución: Ten siempre a la mano una botella con agua
Casi sin darte cuenta estarás bebiéndola a lo largo del día. Es un hábito simple que te traerá grandes beneficios

Pasar tiempo extra en la oficina es normal para muchas personas, sobre todo si la carga de trabajo es mucha. Pero te tenemos dos noticias: la primera, el trabajo nunca se va a terminar y la segunda: conseguirás sentirte infeliz, abrumado y terminarás odiando lo que amas hacer.

Solución: Un día a la semana está bien o cuando sientas que de plano tienes pendientes que no puedes dejar para el día siguiente. Evita hacerlo diario, disfruta tu tiempo libre, aprovéchalo para hacer las actividades que te gustan y desconéctate lo más posible de la oficina. 

 

 

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 4.50 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta