gente comiendo

¿Qué tipo de comedor eres?

Eres lo que comes, así que por favor no seas rápido, barato, fácil o falso. Alócate con la vida, no con la comida.

Compartir

Estos son los tipos de comedor, y según lo que comes, en dónde lo comes y cómo lo comes, perteneces a una clasificación.

El bipolar
El que a ratos se traga todo lo que se le pone enfrente y luego se mata de hambre. Va del jugo verde a la torta de chilaquiles con milanesa, no encuentra el balance y se lleva entre las patas a su metabolismo.

El apresurado
Comer no es su prioridad. Traga rápido y sin pensar. No mastica bien porque eso quita tiempo y esto le deja más trabajo a los jugos gástricos, que no siempre logran disolver los enormes trozos de comida que se van prácticamente enteros al intestino.

El comedor estresado y nocturno
Triste pero cierto. Se pasa el día rellenándose la boca para escapar de las presiones. Comer se convierte en una especie de evasión para olvidar todo y desquitar el estrés. Cuando llega a casa se siente merecedor de mucha comida y le da ansiedad de noche.

¿No sabes por qué tienes el antojo? Checa aquí. 

El comedor secreto
Ese que en público es virtuoso del buen comer, pero a escondidas se retaca toda la comida chatarra que le cabe. Tiene una relación de culpa con la comida.

El comedor emocional
Muchos de nosotros no sabemos manejar las emociones y las tapamos con la comida. Usamos como anestesia emocional helados, pasteles y chocolates. Buscar alivio en alimentos retacados de azúcar y grasa, tiene el mismo efecto que el alcohol, después de un atascón te llega el bajón.

El comedor borracho o crudo
El alcohol afecta dramáticamente nuestros niveles de glucosa, esto nos lleva a tener más hambre y a comer como si no hubiera un mañana.

El comedor distraído
No importa si lo que come está rico o no, lo único que importa es que si ha comida alrededor siempre se la comerá, sin ningún pensamiento. Come por impulso, porque la comida está ahí.

El comedor “go green” hipócrita
Es el “alternativo” que se convierte en vegano. Según él cuida a los animales y al ambiente, pero no se cuida a sí mismo ya que se alimenta de puras cochinadas como frituras, dulces, chocolates o puro carbohidrato para poder llenar el hambre que cauda la falta de proteína. Lee los beneficios que tiene el chocolate, ¡en consumo moderado!

El comedor saboteador
Es el más egoísta. Sabotea a los demás para que coman mucho y así él no come solo y reparte su culpa. Es el típico que trata de arruinar la dieta de los demás con frases como: “si ya la rompiste, ya rómpela bien”.

Lo mejor es convertirte en el comedor intuitivo
Comer con atención plena, solo cuando tienes hambre, que escoges cosas saludables y que verdaderamente te nutren. Significa comer con calma, en cantidades pequeñas, masticar muchas veces, despacio y, sobre todo, disfrutar cada bocado.

A partir de ahora, está en tus manos la decisión de convertirte en un comedor hipócrita, bipolar, emocional, o en el mejor de los casos, convertirte en un comedor intuitivo.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (12 votes, average: 4.50 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta