¿Te da miedo la muerte? Así puedes superarlo

La muerte no debería ser una preocupación más. Deshazte del pavor que te da de la única forma posible: hablando de ella

Compartir

La muerte es uno de los temores más frecuentes que tenemos, nos aterra el final, ya sea el nuestro o el de las personas que amamos. Pero cuando ese miedo se te escapa de las manos y no te deja estar en santa paz se llama tanatofobia, que diario afecta a millones de personas en el mundo.

Cuando tu miedo se extiende a todo lo que tenga que ver con cadáveres, criptas, panteones y demás, se le conoce como necrofobia. Lo cierto es que la muerte no nos es indiferente: o la rechazamos o nos sentimos atraídos por ella. Morimos por develar sus misterios. De ahí la fascinación que le da a mucha gente ver un accidente que deja a alguien tirado a media calle.

¿Qué hay detrás del miedo a la muerte?
De entrada, negación. A los mexicanos no nos gusta este escabroso tema; ni hablar de hacernos cargo de él. No queremos morir y por lo mismo no contemplamos todo lo que conlleva.

También detrás del miedo a morir está el miedo a no haber vivido bien. ¿Amaste lo suficiente?, ¿serviste lo suficiente?, ¿disfrutaste lo suficiente? Vivimos dándole largas a cerrar círculos, a pedir perdón, a despedirnos o reconciliarnos.

MANOS A LA OBRA 

Para controlar, disminuir o eliminar el miedo a la muerte te propongo las siguientes estrategias:

Si piensas que hoy puede ser tu último día, que te sirva como motivación y no como freno.
La satisfacción del deber cumplido te quita esa molesta sensación de que no haces las cosas bien.
Ten una vida espiritual. Ya bien lo decía Nietzsche: Dios no necesita al hombre, pero el hombre sí lo necesita a él.
Haz ejercicio, necesitas cansarte y sentir dolor muscular. Una prueba más de que estás vivo y haciendo algo con tu vida.
Ponte metas, desafíate y véncete. Que gane tu parte positiva y que sea esa la que alimentas.
Elimina los pensamientos automáticos y recurrentes. Es decir: ejerce gobierno sobre tus emociones y pensamientos.
Escribe una carta con tus deseos para el día de tu muerte. Tocar el tema le quita mucha carga emocional, relaja la tensión y de paso le dejas claro a tu familia lo que quieres.

Y no te preocupes, mejor ocúpate en ser feliz y ponle una correa al miedo. La vida puede no ser justa pero es maravillosa, vívela bien. Vívela sin miedo.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta