Soy hipersensible, ¿cómo lo controlo?

La hipersensibilidad no solo es ser "llorón". Quienes la tienen van por la vida como si sus nervios estuvieran expuestos en un mundo que los satura de estímulos

Compartir

Un clásico: vas al cine con tu galán o tus amigas y por más que te esfuerzas no logras controlar tus lágrimas y aquello termina en inundación. Claro, puedes decir que la actuación de conmovió hasta lo más profundo de tu ser, pero tú ya sabías que la película te iba hacer llorar descontroladamente, porque te pasa hasta en los infomerciales cuando la gordita finalmente baja de peso y todo el mundo la quiere. Pero, ¿cómo se controla?

Técnicas de relajación
Tu cerebro está trabaje y trabaje todo el día. Necesita tiempo para recuperarse y procesar toda la información. Cuando puedas, date tus encerrones en espacios sin ruido, también intenta utilizar máscaras para dormir o tapones en los oídos cuando quieras descansar. La meditación es otra forma excelente para disminuir el estrés, hazlo aunque sea unos minutos al día.

Habla contigo mismo
Crea conciencia sobre las cosas que disparan tu hipersensibilidad. Piensa en las diferentes formas en las que podrías interpretar una misma situación y d eplano aléjate de aquello que consideras que no puedes manejar.

Reconoce cuando estás llegando al límite
¿Te sientes sobrecargado? Si es necesario, retírate, explicando de manera amable a las personas a tu alrededor que aunque quisieras continuar en su compañía en este momento no te es posible. Pídele a las personas más cercanas a ti que respeten tu espacio.

Aprende a respirar
Es básico para mantener la calma. Si no puedes evitar una situación imagina que tienes una capa que te protege de la sobreestimulación.

 

 

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 2.67 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta