¡Se vale no tener hijos!

Cuestionar la maternidad todavía es un tabú para nuestra sociedad, por eso la decisión de no ser madres saca tanta roncha y genera mucha incomodidad. Si perteneces a ese grupo de mujeres que no quiere tener, este texto es para ti.

Compartir

Cuántas veces no hemos escuchado a la tía incómoda decirnos: “Ay, mijita, pues yo que tú me apuraba porque después de los 30 el horno ya no está para bollos” o hemos pasado un momento incómodo con nuestras amigas porque, según ellas, no puedes opinar de algo porque no eres mamá. Wrong!

Aunque los tiempos en los que nos dijeron que tener una vida completa era “nacer, crecer, reproducirse y morir” quedaron atrás, ser una mujer “NoMO” (del inglés No Mother) sigue siendo motivo de bullying para muchas personas.

 

En 1960 el promedio de hijos era de 6, en la actualidad es de 2

 

Por qué no quieren ser mamás

Hay muchos motivos para que una mujer decida no tener hijos. El estudio Childlessness in Europe (2015) concluyó que hay tres principales:

  1. Profesión. El hecho de que con los años las mujeres se han vuelto más activas laboralmente ha generado cierto temor a que la maternidad frene las carreras que tanto trabajo les ha costado formar. Y su temor no está mal fundamentado, 51% de las mujeres renuncia a su carrera para convertirse en madre, mientras que solo el 6% de los hombres lo hace para ser padre.
  2. Miedo a que su relación de pareja cambie. Y en esta cuestión tienen un punto. La Universidad de Londres y la encuestadora británica Open University realizaron un estudio sobre la calidad de vida de las parejas una vez que deciden ser padres y, oh, sorpresa, concluyeron que quienes no tienen hijos dicen ser más felices porque invierten más tiempo en ellos, no tienen el estrés que implica la llegada de un bebé y pueden tener una comunicación más fuerte con sus parejas.
  3. Economía. La seguridad de un trabajo estable y que les permita trabajar y estra con los hijos es cada vez más difícil.

 

 Contra corriente

La decisión de no ser madre es igual de importante, difícil y fuerte que serlo, porque así como las madres pueden ser tachadas de “malas madres” por cómo educan a sus hijos, las que no los tienen son tachadas de “que ya se les pasó el tren”, “que no conocerán el amor incondicional porque no son madres” y, en casos extremos, “que son mujeres incompletas” y no es el caso.

Las mujeres NoMo desafían la noción histórica de que para ser una mujer completa hay que ser madre y plantea una nueva manera de serlo. Hay que entender que no se trata de darnos catorrazos entre las que son madres y las que no lo son, es aceptar que mujer no es sinónimo exclusivo de mamá, y que sí se vale no ser madre.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (31 votes, average: 4.65 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta