Sanación emocional: ¿cómo lograrlo?

La sanación emocional implica trabajar y hacer las paces con las experiencias dolorosas del pasado y las emociones fuertes que sientes

Compartir

Debemos recordar que es un proceso único, por lo que se ve diferente en cada persona. La sanación emocional no tiene una línea de tiempo y no es lineal. Es natural que en momentos sientas que estás dando pasos hacia adelante en tu crecimiento, y también que en otros experimentas contratiempos. Recuerda que los altibajos no borran todo el progreso que has logrado, más bien son parte de tu proceso de sanación.

A veces en la vida, debemos hacernos “los fuertes” y seguir para adelante, pero es de igual importancia reconocer cuando sentimos dolor. Es posible que necesites sanación emocional cuando experimentas o si experimentaste: estrés significativo, cambios fuertes en tu vida o algún tipo de pérdida. Tal vez sea una ruptura amorosa, una pérdida de trabajo, la muerte de un ser querido, una enfermedad o abuso (emocional, físico, sexual, etc.). La sanación emocional es diferente para todos y para cada persona puede significar algo diferente, para ti puede ser: obtener el apoyo que necesitas para procesar emociones y experiencias difíciles; permitirte sentir tus emociones en lugar de ignorarlas o hacer las paces con tu pasado.

Es difícil reconocer que necesitamos ayuda y que necesitamos sanar. Pero para poder vivir una vida más plena, es necesario adentrarnos en nuestras emociones y experiencias y entender el ¿porqué? De nuestras emociones y sentimientos. Te compartimos algunas preguntas para hacerte a ti mismo en tu proceso de sanación:

  • ¿Estoy listo para sanar?
  • ¿Cómo no sanar ha impactado mi vida?
  • ¿Cómo podría impactar positivamente mi vida sanar emocionalmente?
  • ¿Cómo puedo practicar más autocompasión?
  • ¿Qué tipo de apoyo me será más útil?
  • ¿Qué me ha impedido sanar?
  • ¿Qué prácticas saludables de autocuidado disfruto?

Te compartimos algunos tips que te pueden ayudar en tu proceso de sanación emocional:

  • Practicar el cuidado personal de manera saludable haciendo cosas que disfrutas
  • Procesar tus experiencias en terapia
  • Obtener apoyo de las personas en las que confías
  • Practicar la autocompasión sin agobiarte en el proceso
  • Escribir tus pensamientos y emociones
  • Aceptar que no puedes “arreglar” todo al mismo tiempo
  • Practicar mindfulness y estar presente

La sanación emocional se trata del proceso y no de llegar un resultado lo antes posible. Reconoce que puede que no haya un momento en el que te sientas “completamente” sanado. En cambio, quizás con el tiempo puedas mirar hacia atrás en situaciones difíciles y no experimentar tanto dolor emocional como el que sentías antes. Recuerda estar abierto al proceso y ser paciente.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votes, average: 4.63 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta