Meditación: cómo, cuándo y por dónde empezar

Seguro crees que la meditación es cosa de místicos y yoguis expertos, pero en una de esas hasta puede ser la cura para tu acelere. Empieza con esto

Compartir

El llamado mindfulness, que en español es algo así como plenitud mental, te ayuda a estar consciente de tus pensamientos y emociones sin juzgarlos, y a poder ver lo que está en tu cabeza sin dejarte llevar por la bestia. Es como si hicieras gym de la mente.

 

Hay muchísimos estudios que han comprobado los beneficios de meditar como:

* las personas con enfermedades cardiacas tienen 50% menos probabilidades de morirse

* si lo practicas 20 minutos al día reduce tus niveles de estrés

* te ayudan a entrenar la bondad y la compasión hacia los demás

* mejora tu memoria, quienes meditan tienen más plegamientos en la corteza del cerebro.

 

Prepara tu postura

Siéntate en el piso y cruza las piernas. Ahorita no te preocupes por ser elástico como un n superhéroe, sino por estar cómodo. Si sientes que es muy fuerte, puedes ponerte un bloque o una almohada que permita que todo el peso esté en tus isquiones (los huesitos de las pompas).

No te jorobes. Relaja y nivela los hombros y cuida que tu espalda esté derecha, como bailarina de ballet, pero sin que estés tenso.

Ve hacia adentro. Cierra tus ojos y boca, pero sin apretar. Mantén la lengua relajada y con la punta atrás de tus dientes. La cabeza debe mirar hacia delante con la barbilla ligeramente pegada hacia el pecho.

 

Ahora sí, a meditar

  1. Una vez que estás en la postura de meditación, relaja tus manos sobre las piernas.
  2. Pon tu cronómetro para que suene en diez minutos. Así no te comerán las ansias por saber si ya te pasaste.
  3. Toda tu atención debe estar en tu respiración. Enfócate en el punto en el que el aire entra por tu nariz, cómo baja hasta llegar el estómago, cómo se infla y de regreso. Siente qué efecto tiene la respiración en tu cuerpo.
  4. Cada que tu mente divague —que obvio va a suceder mil veces— no te preocupes, solo vuelve a enfocarte en tu respiración. Espera a que el reloj suene y listo, lo lograste.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votes, average: 4.43 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta