¿Cuáles son los trastornos del lenguaje?

¿Te imaginas no poder dar una presentación porque tartamudeas, no entender qué significa una palabra o siempre decir cuchara en vez de cucaracha?

Compartir

Por: Nathzidy Rivera

Ya te hemos platicado que el lenguaje es una actividad mental que depende de varias zonas del cerebro para funcionar, pero sobre todo las del hemisferio izquierdo, donde están las áreas de Broca y Wernicke. Cuando se daña alguna de sus partes, ya sea por falta de desarrollo en el cerebro, un golpe fuerte o una enfermedad (como encefalitis, infartos cerebrales, tumores o demencias), puede presentarse algún trastorno del lenguaje que dificulte su uso en distintos niveles a la hora de expresarte o tratar de entender algo.

DISFASIA
Piensa que estás en otro país y no entiendes nada de nada; ahora imagina que eso te pasara en tu propio idioma. Así se vive la disfasia receptiva o “sordera verbal”, un trastorno con el que es imposible comprender lo que te dicen. O imagina que tienes muy claro lo que quieres comunicar, pero cuando lo dices todo es incoherente, eso es la disfasia motriz o expresiva. Ambas son el resultado de lesiones cerebrales, falta de oxígeno cuando naces, un traumatismo craneoencefálico o enfermedades infecciosas que afectan el sistema nervioso central.

DISLALIA
Básicamente consiste en tener errores al articular palabras. Según su causa se clasifican en:

  • audiógenas: no pronuncian bien porque no escuchan bien, hay que ir a un audiólogo.
  • orgánicas: por lesiones o malformaciones en labios, lengua, mandíbula o dientes; o funcionales fonéticas, si afectan la coordinación motriz por ejemplo, si no puedes pronunciar la r, dices “gomper” en vez de eomper o “animina” en vez de adivina.
  • fonológicas: cuando no se pueden identificar dos sonidos parecidos en una misma secuencia, por ejemplo, “difífil” por difícil o “tonicias” en vez de noticias.

DISFEMIA O TARTAMUDEZ
También conocida como trastorno de la fluidez de inicio. La persona sufre espasmos o bloqueos, o repite o prolonga sonidos que interrumpen el ritmo normal de lo que va a decir. Puede durar solo pocos meses, años o ser de por vida y la pueden causar anomalías en el control motor del habla (como la coordinación temporal, sensorial y motora), herencia, estrés o accidentes cerebrovasculares (conocida como tartamudez neurógena).

DISARTRIA
Enfermedad en la que los músculos que usas para hablar son débiles o no puedes controlarlos. Se caracteriza por el balbuceo, el ritmo al hablar (o es muy rápido o muy lento) o solo ser capaz de susurrar o gritar. Sus causas suelen ser trastornos del sistema nervioso (neurológicos), accidentes cerebrovasculares, lesiones o tumores cerebrales y enfermedades que llegan a provocar parálisis facial.

TRASTORNO DE LA COMUNICACIÓN SOCIAL (PRAGMÁTICO)
¿Le dirías “güey” a tu suegro?, ¿interrumpirías constantemente al director de tu empresa? No, ¿verdad? Las personas con esta enfermedad tienen problemas para identificar si lo que van a decir se adapta al contexto en el que están (formal o informal, por ejemplo), para entender las metáforas, refranes, ironías o respetar los turnos de habla en una conversación. Para saber si es un trastorno o solo mala educación, necesitas ir con un doctor que te haga exámenes que confirmen el diagnóstico al ver si son actitudes involuntarias.

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta