5 cosas que no te están dejando ser feliz

No eres el único que siente que no puede ser feliz y para cambiar ese chip, primero debes identificar qué es lo que no te deja serlo.

Compartir

Te pasa que te sientes triste sin saber por qué y en tu mente solo da vueltas la frase,”tienes todo para ser feliz”, pero simplemente no lo eres y eso te frustra cañón. Este fenómenos ha sido estudiado por años y se ha detectado que existen ciertos patrones que obstruyen ese camino para sentirnos bien, por eso te compartimos estas 5 cosas que no te están dejando ser feliz y sobre todo, que sí puedes modificar.

5 cosas que no te están dejando ser feliz

1.La frustración

Las personas con una baja tolerancia a la frustración tienen una incapacidad emocional y una tendencia muy marcada a estar todo el día de malas. Suelen ser impulsivos, impacientes y muy exigentes, ¿te suena? Te recomendamos no dejarte llevar por las emociones intensas como la tristeza o el enojo. Si sientes esta intensidad, aíslate un momento, respira y cuando estés más tranquilo, investiga qué es lo que te ha hecho sentir así.

2.El ego y la soberbia

Hoy en día tenemos un exceso de atención y no nos permitimos reconocer al otro, cayendo en la trampa del ego, “solo yo tengo la razón”. Para salir de esto es súper importante realizar una autovaloración y sobre todo, darnos cuenta de que es el ego quien habla por nosotros.

3.El desamor

Qué difícil es tener el corazón roto. Las relaciones no siempre funcionan y es muy difícil ser felices si no superamos una ruptura. Los expertos dicen que es útil conocer las etapas del desamor: el duelo, la desorientación vital, el drama y el victimismo. Cuando las identificas, es más sencillo salir de ellas y ser más compasivo contigo. Tip. no tengas miedo de explicarle a la gente cómo te sientes, eso les ayuda a entenderte.

4.Familiares tóxicos

Cuando somos pequeños aprendemos inconscientemente a relacionarnos con las demás personas gracias a nuestra familia. Por eso es tan fácil repetir patrones sin darnos cuenta. Lo mejor es, primero, identificar ese patrón y segundo, poner un poco de distancia con esos familiares tóxicos.

5.Autoexigencia

Cuando nos esforzamos todo el tiempo por ser reconocidos por los demás, no nos damos la oportunidad de celebrar y aplaudirnos nuestros éxitos. Deja de ser tan rudo contigo mismo. Es necesario tomarnos el tiempo de reconocer nuestros esfuerzos y recordar que cada persona tiene un proceso diferente, no estás  compitiendo con nadie. 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta