4 pasos para al autocontrol emocional

Si se te dificulta mantener a raya tus emociones cuando algo las altera, te urge seguir estos pasos

Compartir

Primero que nada, ¿para qué te sirve tener autocontrol emocional? ¡Muy fácil! Para poder actuar de manera lógica y racional en esos momentos en los que algo te impacta tanto que te saca de tus casillas o zona de confort. Por ejemplo: un accidente, un incendio, un temblor, una caída, ver que alguien se está ahogando… etc.

¿Cuántas veces no has visto que ante sucesos parecidos, algunas personas se “bloquean” y pierden la capacidad de reaccionar? Estos son algunos de los objetivos del autocontrol emocional:

  • Expresar adecuadamente tus emociones
  • Regular la expresión emocional
  • Tener la habilidad para afrontar retos y situaciones de conflicto
  • Capacidad para administrar la ansiedad
  • Capacidad para generar emociones positivas
  • Moderar la propia reacción emocional

Sigue estos cuatro pasos para que aprendas a tener lucidez durante momentos de angustia o estrés:

1. Reconoce los detonadores
Analiza qué es lo que te provoca determinada  emoción para que puedas estar alerta cuando aparezcan los estímulos que te hacen perder el control.

2. Sé consciente de los cambios que experimenta tu cuerpo
Conocer y reconocer cómo se comporta tu cuerpo te ayudará a detectar cuando estés a punto de explotar, porque mucho de lo que sientes es una respuesta fisiológica programada.

3. Trata de mantener tu mente clara
Cuando estás en un estado de tranquilidad, es mucho más sencillo que tu memoria operativa funcione de mejor manera, contrario a lo que sucede cuando estás desde un lugar de urgencia o estrés, pues tu cerebro cambia a mood autodefensa y solo se concentra en sobrevivir.

4. Desarrolla inteligencia emocional
Básicamente se trata de dosificar las emociones que te están perturbando para poder prestar atención a lo que debes y sobre todo, pensar con claridad.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (9 votes, average: 4.11 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta