Lo estúpidamente interesante de un bombero sexy

Porque hay que reconocer que bombero ejercitado deja a un todo excitado y bombero con panza, pues por lo menos brinda confianza.

Compartir

El próximo 22 de agosto es el Día Nacional del Bombero, además de que se cumplen 130 años de la fundación del Heroico Cuerpo de Bomberos de CDMX. Y sí, la labor de estos hombres que arriesgan sus vidas para proteger las nuestras es bastante noble. Aunque también hay que reconocer que la sola idea de ver a uno de estos héroes en acción es capaz de hacernos fantasear con pura cosa sucia y harto conducente al pecado. Pero ¿qué importa si uno se va al infierno? Si va con nosotros un bombero que apaga mismísimas llamas del averno.

Ok. Continuemos. Por alguna extraña razón los hombres uniformados resultan muy atractivos tanto para mujeres como para gays. Algunas teorías aseguran que esta atracción por los uniformes es culpa de la percha, o sea, el porte y autoridad que se encuentran gran parte de los hombres que se dedican a profesiones uniformadas y con algún tipo de rango. Además, también se considera que portar uniforme brinda un toque de misterio, elitismo y masculinidad.

Y fíjense si no. De acuerdo con un sondeo realizado en Estados Unidos por la tienda de ropa Men’s Wearhouse, el 85% de mujeres estadounidenses consideran que un hombre uniformado es mucho más atractivo que uno con solvencia económica (la encuesta no incluyó a gays, pero yo opino igual). La investigación también destacó que de todos los trabajos en los que es necesario uniformar a los hombres, los bomberos son los más sexies de todos, aunque también reconocieron que los doctores, pilotos, policías y militares también tienen lo suyito.

Pero no vayan a creer que solo las gringas y yo vemos lujuriosamente a los bomberos. No, la cosa es global, porque en Europa, una conocida marca de rastrillos y cremas para afeitar realizó su propia investigación al respecto y el resultado fue el mismo: la de bombero es la actividad más sexy para las europeas. (Los muy gandallas tampoco incluyeron a gays, pero yo igual ¡A FAVOR!).

Cuando se les cuestionó por el origen de ese atractivo, se destacó que el secreto de seductor de un bombero radica en esa mezcla de ternura y virilidad que estos hombres necesitan para realizar su chamba, cumpliendo así con una de las fantasías eróticas más comunes en cualquier mujer: un hombre protector y firme, pero tierno y cariñoso.

De hecho, los australianos se dieron cuenta de esto desde 1993, cuando lanzaron el primer calendario de bomberos en poca ropa para recabar fondos para causas benéficas. Y desde el año pasado explotaron la fórmula al máximo, cuando decidieron fotografiar a bomberos semidesnudos y bien formaditos de sus cuerpos cargando y acariciando a adorables perritos y gatitos rescatados y que están en busca de un hogar (suspiros y ¡aaaaahs! espontáneos en 5,4,3,2,1,0). La fórmula bomberos + cachorritos incrementó las ganancias del calendario en más de dos millones de dólares.

Pero volviendo a nuestro país, existen documentos que demuestran que en 1527 surgieron grupos dedicados a combatir incendios, integrados por indígenas comandos por soldados españoles, pero fue hasta 1880, que el presidente Porfirio Díaz creó provisionalmente el primer Cuerpo de Bomberos de la Ciudad, el cual se instaló en las calles de Humboldt y Balderas en la Ciudad de México. Y estoy seguro de que también se veían todos eróticos y prohibidos apagando los incendios a cubetadas.

Termina su columna y la neta los bomberos sí le desmoronan el mazapán.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (13 votes, average: 4.92 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta