Droga para gatos

El catnip no hace daño a los gatos y tampoco les crea ningún tipo de adicción, simplemente les gusta mucho.

Compartir

Hay una hierbita que si la consumes tu cabeza comenzará a temblar, te provocará restregar tu cara y cuerpo contra ella y probablemente comiences a babear. Después de 10 minutos el efecto habrá pasado, pero a pesar de que suena a una experiencia ligeramente violenta, es una sensación placentera que hará que vuelvas a buscar esta hierba.

Todo esto, claro, sucede si eres un gato.

El catnip o hierba de los gatos es una planta de la misma familia que la menta, y como ésta, tiene aceites aromáticos poderosos. Nepetalactona es el nombre del aceite que provoca esta serie de reacciones en los gatos cuando huelen la planta, ya sea fresca o seca como se suele comercializar.

Lee: Las bacterias y su lado oscuro

La reacción gatuna es bastante similar en todos los gatos domésticos, e incluso en algunos felinos salvajes como leones y tigres. Existen unos pocos individuos, aproximadamente el 20% de los gatos, a quienes el catnip no les pone ya que la respuesta está dada genéticamente; a esta fracción de gatos tristemente les falta la maquinaria genética para vivir la experiencia. Y digo tristemente pues esta hierba estimula algo en el cerebro que hace que les cause tal placer, que si a un gato se le enseña dónde crece catnip, cada día regresará a ese lugar para consumirlo una y otra vez.

Cuando un gato sensible al catnip lo huele, la nepetalactona se une a receptores dentro de la nariz del animal que estimulan a neuronas que llevan la señal al cerebro. Allí provoca que el bulbo olfatorio, la amígdala y el hipotálamo reaccionen.

Te interesa: Migración de las monarca

No podemos saber qué es lo que los gatos experimentan con el catnip, pero gracias a su comportamiento y a las áreas del cerebro que se estimulan, nos podemos hacer una idea. La amígadala y el hipotálamo regulan el comportamiento y las emociones; esto, en conjunto con lo que vemos que les pasa a los mininos, nos hace pensar que están viviendo un estado de euforia. Además, en ocasiones maúllan, lo cual apunta a que probablemente estén alucinando.

El catnip no hace daño a los gatos y tampoco les crea ningún tipo de adicción, simplemente les gusta mucho. El que los humanos decidamos administrar a nuestros gatos un psicoactivo que les causa placer y diversión me parece que es una de las máximas muestras de empatía y amor que tenemos como especie hacia otra.

Referencias
Catnip and the catnip response
Effect of drugs on catnip (Nepeta cataria)-induced pleasure behavior in cats.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (9 votes, average: 4.78 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta