Tu pareja podría llevarte al fracaso profesional

La realidad es que las mujeres no tienen por qué decidir entre vida profesional y maternidad, como siempre se ha planteado.

Compartir

Muchas mujeres profesionistas desean tener hijos pero temen que representen una amenaza para sus proyectos profesionales. En el mejor de los casos la maternidad se les presenta como una interrupción de su carrera y, en el peor, incluso como un abandono definitivo.

La realidad es que las mujeres no tienen por qué decidir entre vida profesional y maternidad, como siempre se ha planteado. Es posible tener hijos y seguir realizando nuestras metas siempre y cuando tomemos las decisiones adecuadas con respecto a la pareja con la que vamos a criar a nuestros hijos; esto, si es que la queremos, porque también existen muchísimas mujeres que han decidido hacerlo solas.

Estudios recientes han demostrado que lo que más estrés les causa a las madres no son sus hijos sino sus parejas. Una pareja que no comparte las labores domésticas y de cuidado se convierte poco a poco en un lastre que te va robando energía y tiempo. Las madres mencionan que además de encargarse de los niños deben hacer cosas por sus parejas como si fuera otro hijo más pero mucho más demandante. Además, la mayoría de las mujeres que se sienten insatisfechas profesionalmente ha declarado que no se debe a sus hijos sino a que le han dado prioridad a la carrera su esposo.

La conclusión es que los hijos no son el verdadero problema, sino las parejas. Tener hijos es una decisión muy importante y gran parte de que te haga feliz tiene que ver con decidir si los tendrás sola o en pareja y si esa pareja está dispuesta a compartir el 50% de las responsabilidades de crianza. Una pareja que asume sus responsabilidades y está dispuesta a cooperar para que tú puedas seguir creciendo profesionalmente puede hacer toda la diferencia entre una carrera exitosa y una carrera frustrada. 

Lo mejor que puedes hacer es dejar muy claro desde el principio lo que esperas durante la crianza y cuáles son las responsabilidades de cada uno. Recuerda: los hijos no son el verdadero problema.

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

1 COMENTARIO

  1. A veces es difícil darte cuenta de que te vuelves un hijo más para tu pareja y peor aún, una carga más, espero que esto no lo lean únicamente las mujeres afectadas por esta situación, sino que también lo hagan aquellos hombres que se han vuelto en una carga más para la vida de sus parejas y le den remedio a esa situación.

    Yo estoy en proceso de y no ha sido nada fácil, pero lo que vale la pena en esta vida nunca es fácil.

Dejar una respuesta