¿Por qué tener pareja?

Qué te da una pareja que nadie más te lo pueda dar y por qué.

Compartir

¿Qué es lo único que te puede dar una relación de pareja, y que no te lo pueda dar otro tipo de relación?

– Amor: lo pueden dar amigos y familiares
– Sexo: lo puede dar un amigo con derechos (o no faltara quien)
– Compañía: se puede conseguir de amigos, compañeros, familiares y hasta de tu mascota
– Conocimiento: De un buen libro, cursos, y hasta de la Internet se aprende
– Hijos: Ya hay inseminación artificial, adopción, o no faltará con quién sin ningún compromiso
– Formar una familia: Ya tienes una de origen, o con un buen grupo de amigos también se pude formar una dinámica interactiva
– Dinero y estatus: Lo mejor es que cada quien lo consiga por su propia cuenta y no esperar a que nadie nos patrocine la vida. Pero, aunque parezca ser el más disparatada de todas las respuestas. Esta fue la idea que prevaleció durante siglos y que nació junto con la civilización moderna. Ahora lo interesante de todo es que es… La que más se acerca a la verdad.

Como mencionábamos en el artículo anterior la finalidad dentro de la escala evolutiva para nosotros los humanos ya no es la reproducción como lo sigue siendo para el resto de los animales.

Nosotros ya nos encontramos en el siguiente nivel que es el del Vínculo dinámico de interacción interpersonal. Que no es otra cosa más que el de ahorrarnos tiempo, y mejorar en precisión a la hora de interactuar con otras personas, y en este caso más exacto con nuestra pareja, por ejemplo:

La esposa le manda un mensaje a su esposo diciéndole: Juanito está enfermo…

Si tienen un vínculo dinámico de interacción interpersonal, el esposo ya sabe qué hacer, porque ya conoce de la gravedad del asunto. Por lo que el esposo se sale del trabajo, pasa por lo necesario y los alcanza con su pediatra (que él ya sabe quién es y en dónde está) en el tiempo que ellos ya habían acordado. Todo esto sin decir más que “Juanito está enfermo”. Y lo mejor de todo, es que el esposo lo hace con gusto y con cariño, porque en ningún momento deja de ser él mismo. Al igual que la esposa está tranquila porque puede totalmente confiar en él, y sabe que juntos podrán resolver estos y todos los demás problemas.

Y esa es la finalidad de tener una pareja, “La de que resuelvan los problemas juntos, para que también juntos alcancen un fin en común, teniendo así un futuro tranquilo y de calidad, en un menor tiempo y con una mayor precisión”. Exactamente igual como lo hacen los equipos deportivos. Si uno gana todos ganan, si uno pierde todos pierden.

Si nos damos cuenta esto va más allá del sexo y el cariño, y ni que decir de los trastornos mentales y las carencias afectivas que muchos siguen creyendo que son parte importante de las relaciones de pareja “Donde hay amor, hay dolor” dicen esas personas. Ahora, por supuesto que es importante el sexo y el cariño, pero estos no son la base de las relaciones de pareja, como nos lo han hecho creer hasta ahora.

Pero… ¿Se puede generar un vínculo dinámico con un amigo o con otra persona que no sea una pareja?

Estudios realizados por diferentes universidades nos dicen que sí, pero jamás tendrán la misma precisión ni eficacia como la de una pareja. Y esto es debido a que al igual que los equipos deportivos, los integrantes deben de tener un fin y por lo tanto una ganancia en común, así como practicar y pasar muchas horas juntos. Por lo que es difícil, a menos que haya alguien que los dirija y ponga las reglas como en el trabajo o en la familia cuando somos niños. O con un amigo, pero es difícil después de un largo periodo no terminar siendo una pareja.

Por otro lado, si una pareja no genera un vínculo dinámico, esta se la pasaran peleando todo en tiempo porque será difícil la comunicación y por lo tanto los fracasos serán cada vez más frustrantes. Lo que hará que en el ámbito económico también se vean con problemas financieros. Deteniendo el crecimiento de ambos y haciendo que se vuelva un círculo vicioso sin ningún fin.

Por lo que los estudios demuestran que la formación de un vínculo dinámico con una pareja es el vínculo más evolucionado y por lo tanto también el más difícil de formarse, superando a los vínculos formados con la propia familia y hasta con los de los mismos hijos.

Por lo que la próxima vez que escuches la frase de ni parientes somos, piensa que el vínculo con la pareja es mayor que el de los parientes.

Ahora la pregunta es: ¿Cómo formar un vínculo dinámico con la pareja?

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (9 votes, average: 4.78 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Neuropsicólogo, psicoterapeuta familiar y de parejas, con la especialidad en niños y adolescentes. Y creador de la corriente psicológica “Reestructuralismo Sistémico”. institutopsiqueac@hotmail.com

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta