¿Hambre de hombre?

Es como cuando vas al súper con hambre. Agarras lo primero que se te antoja. Así es cuando estás desesperada por tener un hombres, el que sea. Se te olvida hacer casting

Compartir

Cuando agarras al primero que pasa, porque tienes hambre de tener un hombre, en algún momento llega la decepción y te preguntas ¿en qué momento pensé que esa persona era lo que yo necesitaba?, ¿a qué hora me lo pregunté?, ¿acaso me lo cuestioné? Y seguro contestarás que ni siquiera pensaste que podías elegir.

Acostumbrada a elegir con hambre no tienes la posibilidad de pensar y tomar conciencia, todo responde a un instinto, a una necesidad y no importa que el hombre se justo alguien que no sabe querer o solo quiere divertirse. Tú no lo ves porque ¡claro! desde el hambre uno no tiene ganas de ver, de frenar y de pensar. No nos damos cuenta que ese heladito que te estás llevando a la boca es de 1000 calorías, ¡qué va!, lo que quieres es comértelo y quitarte el hambre.

Hacer las cosas con hambre en todos los aspectos de la vida es un mal negocio. Y más en el amor, porque es una fórmula para encontrar decepciones constantes. Lo más probable es que te rompan el corazón en cada relación que intentes.

Tener hambre es sinónimo de ansiedad, impulso, vacío, necesidad, desesperación y soledad. Es falta y ausencia de algo. Buscar construir una relación de pareja desde estas posiciones, sin duda terminará por destruir toda posibilidad de alcanzar algo sano, ya que tu agenda y tu expectativa es enorme y eso ningún hombre lo va a llenar.

3 PASOS PARA ELEGIR MEJOR

Relaciónate
Tienes que establecer relaciones afectuosas con amigos y familiares. Y ya que estás en esas, construye relaciones más honestas e íntimas con personas con las que te diviertas y en las que confíes.

Habla contigo
Aprende a dialogar contigo misma, a conocerte y observar cómo actúan tus partes más infantiles y necesitadas. Verás cuándo eliges como una hambrienta y tendrás más posibilidad de detenerte antes de actuar por impulso.

Ocúpate
Ten hobbies y actividades que llenen tu vida. Toma cursos, clases de baile, pasea y no dejes tus actividades por tu pareja. Necesitas un espacio propio, además de crear círculos para aprender y divertirte.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votes, average: 4.75 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Anamar Orihuela es psicoterapeuta. La encuentras en anamarorihuela.com.mx. Ámate a ti misma para amar a los demás.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta