Productos de belleza de las abuelas que tú también deberías tener

A nuestras abuelas no les tocó la era del bótox y solo algunas le entraron a la famosa "restiradita". ¿Cómo le hacían para verse divinas? ¡Con estos productos!

Compartir

Muchas mujeres usamos como referente de “la mejor piel que he visto” a nuestras abuelas. ¿Qué hicieron bien? ¿cuál era el secreto? Si lo analizamos, ellas no eran víctimas de comprar 18 productos a la vez, más bien sabían qué usar y que la clave del éxito es la ¡bendita constancia! Estos son los productos favoritos de las abuelas que deberías tener:

Pomada de la campana
Esta crema de la época de Dolores del Río, suaviza y empareja el tono de la piel. Si no tienes “piel madura” mejor bríncatela, porque al ser muy densa puede tapar los poros, sobre todo si tienes piel mixta o grasa. Eso sí, funciona de maravilla para las manos. Póntela todas las noches y, ¡nunca tendrás manchas!

Agua dorada
Este es un clásico de las abuelas y lo mejor es que la siguen vendiendo. Es humectante, hidratante, ayuda a alisar las arrugas, es ligera y le va a todo tipo de piel. La puedes usar como suero antes de tu crema humectante.

Agua de rosas
Es calmante, hidratante y un excelente tónico para limpiar la piel y quitar los residuos de suciedad después de la desmaquillada.

Sales de Epsom
Relajan los músculos, desintoxican la piel y remueven las células muertas. Pon 1/4 de taza de sales de Epsom en la tina caliente y métete por 20 minutos para que se abran los poros y se limpien hasta el fondo. ¿No tienes tina? No importa, son el mejor remedio para pies cansados. Mételos a remojar en agua caliente con dos cucharadas de sales y déjalos por diez minutos, luego sécalos y aplícales una crema hidratante.

Vaselina
Este producto es el papá de todos los multitask. Úsalo en los labios, codos y talones resecos. También en las pestañas limpias antes de dormir para mantenerlas hidratadas y fomentar su crecimiento.

El último consejo

¡Suelta esas pinzas! Algo de lo que toda abuela se arrepiente es de haberse depilado las cejas con singular alegría, por culpa de tanta película de Greta Garbo. Cada vez que te depilas, el folículo se desgasta hasta que llega un momento en que muere y bye, bye, cejas. Depílalas lo menos posible y quita solo lo que está fuera de lugar para que se vean limpias. ¡Las cejas pobladas siempre harán que te veas más joven!

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (20 votes, average: 4.50 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta