¿Tienes un “esposo de oficina”?

De lunes a viernes pasas más tiempo con él que con tu pareja y te llevas tan bien con él como con tu mejor amigo...

Compartir

Según Vault, un sitio especializado en el mundo laboral, 44% de los empleados que encuestaron, tienen un work husband. Si pasas al menos ocho horas en la chamba, es muy probable que tu también tengas uno que te haga la vida más relax.

Pero de ahí no pasa; casados, novios y arrejuntados: ¡no se azoten! Hay cero ingrediente sexual o romántico en esta relación, lo de “esposos” se trata solo de un término chistoso y polémico que se ha vuelto más común con tanta tecnología involucrada en el trabajo, porque, quieras o no, llevas tu vida laboral a la personal y al revés con límites a veces borrosos.

Los esposos de oficina son amigos con intereses y humor similares, unidos nada más por un lazo laboral; hace la diferencia con cualquier otro compa godín que confían el uno en el otro, se divierten juntos mientras trabajan y comparten agobios y logros.

LOS PROS

  • Arman un mejor ambiente de trabajo porque están contentos y son más productivos
  • Dan el apoyo que tanto se necesita en momentos de estrés o complicados en la chamba, y se alivianan
  • Ayudan a sentirse parte de la empresa, ¡y estas hasta salen beneficiadas por la lealtad que se construye!
  • Empatizan con los retos que hay en la chamba y se echan porras

LOS CONTRAS

  • La relación puede percibirse como favoritismo (exista o no), sobre todo si los esposos tienen cargos distintos
  • Puede haber un dilema entre el avance de la empresa y cuidar los sentimientos del esposo, si este falla
  • Puede causar conflicto dar más valor a la relación de amigos o de coworkers
  • Puede clavarse uno con el otro, por el acercamiento emocional o el tiempo de convivencia. Sin las broncas propias de una pareja, la relación laboral puede parecer ideal para convertirse en romance

Cuentas claras, matrimonios largos

  • Mantén los límites
    Tu esposo de ofi puede saber de tu vida personal y laboral tanto como tu marido de la vida real, pero no lo lleves a los extremos
  • Dile a tu pareja
    Si tienes un marido de oficina, cuéntale a tu pareja o mejor, preséntalos, cada uno verá que tiene su lugar.
  • Di la verdad
    Siempre sé honesto con tu esposa de la oficina. Dile si para esa junta importante le faltó pasarse un peine o si la está regando con su jefa.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votes, average: 4.00 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta