¡Que el súper te haga los mandados!

Con estos tips, te volverás un experto en el arte de hacer el súper

Compartir

Checa estas recomendaciones que te ayudarán cuando llegue la hora de lanzarte al súper a comprar la despensa de la semana.

1. Escoge los alimentos menos procesados, porque también tienen menos sal y azúcar. Por ejemplo, cuando compres granos, entre la avena cruda y la instantánea, ve por la primera.

2. Si vas a comprar comida preparada en el súper, toma la que esté hasta abajo para que conserve su temperatura y sea menos probable que se descomponga.

3. En el área del buffet, escoge la comida que esté al fondo de los recipientes porque las ensaladas estarán más frías y los guisados más calientes; además, tendrás menos gérmenes del viejito que pasa y tose o manosea.

4. Si lo que vas a comprar tiene más de cinco ingredientes y no puedes ni pronunciarlos, déjalo.

5. Revisa la fecha en que fue empacada la comida; entre más reciente, más fresca.

6. Si vas a la barra de ensaladas, de preferencia evita verduras cocidas como el brócoli. Son saludables, pero atrapan agua y pesan más. Pagarás más por menos.

7. Si en tu casa hay niños y no quieres que se atasquen de frituras, huye de los productos con dibujitos en los empaques, seguramente son chatarra.

8. Échale buen ojo a las frutas y verduras que llevarás, porque el moho se extiende rápido a la demás comida que tenga al lado.

9. Compra carne con poca grasa: lomo, sirloin o aguayón, si es res; pescado o pollo sin piel. Escoge carne sin hueso porque este aumentará el peso y, obvio, el costo.

TIP: Usualmente la comida fresca y nutritiva está al fondo del súper, en la orilla. Ve ahí directo y no te pasees por los pasillos centrales, donde está la engordadera.

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 4.50 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta