¿Qué es la cúrcuma? ¿Cuáles son sus beneficios?

Ayuda a contrarrestar los gases, ardor de estómago, hinchazón, cólicos y más.

Compartir

En esta ocasión hablaremos de la famosa cúrcuma, perteneciente a la familia del jengibre. La parte que utilizamos es el rizoma, es decir la raíz. Es buena para Vata, Pitta y Kapha, y en exceso puede llegar a desequilibrar a Vata y Pitta, por eso siempre es bueno consultar a un especialista antes de consumir las hierbas, no olvides la regla por excelencia de Ayurveda “todo es bueno, pero no todo es bueno para todos, o por tiempos prolongados”

Antes de comenzar con la cúrcuma te recuerdo que en ayurveda las cualidades que analizamos en las plantas para su consumo son las mismas que observamos en nuestro cuerpo que son manifestación de lo que sucede en el exterior, ya que dependiendo de éstas es como vamos a emplear la hierba en medicina.

Como recordamos la propiedad o cualidad contraria es la solución al problema, es decir, si la cualidad es fría necesito de calor para contra restarlo, y así con las 20 gunas o atributos de todo lo que existe en el universo.

La cúrcuma es seca y ligera, de sabor picante, amargo y astringente, es caliente y el efecto después de haberla consumido es picante.

Algunas de las propiedades de la cúrcuma son:

Reconstituyente digestiva, carminativa: es una gran aliada en la digestión, favorece la absorción y el metabolismo. Ayuda a contrarrestar los gases, ardor de estómago, hinchazón, cólicos y diarrea. Contra la candidiasis y lombrices. Protege la mucosa gástrica contra los efectos del estrés, ácidos del estómago, disminuyendo la incidencia de gastritis y úlceras.

Alterativa: ayuda a limpiar la sangre y por consiguiente estimula la función del hígado y depura y protege al hígado contra el daño causado por toxinas. Esto da como resultado una piel sana y con lustre. En caso de acné y psoriasis se puede usar directamente en la piel en forma de cataplasma.

¿Cuáles son los sabores más sanos?

Es excelente para reforzar el sistema inmune, evita resfriados, ardor y dolor de garganta, tos y fiebre.

Es antitumoral debido a que es un poderoso antioxidante. Favorece la producción de células anticancerosas.

Es un excelente antiinflamatorio, ya sea por vía oral o en cataplasma en la zona afectada, lo cual la hace excelente para el caso de artritis.

Para usarla como preventiva solo tienes que agregarla en tus alimentos como condimento, en caso de un diagnóstico realizado por un especialista en Ayurveda, este te dará la dosis indicada a tomar en cápsulas o polvo según el tratamiento.

A continuación te enseño cómo preparar la leche dorada. Esta la puedes consumir todos los días antes de dormir en lugar de la cena y te ayudará a tonificar los tejidos del cuerpo, principalmente rasa (plasma), es un tonificante y sedante del sistema nervioso, por lo que tu sueño será profundo y reparador. Además de que contribuirás a tonificar tu sistema inmunológico, pruébala y veras los beneficios de inmediato.

Ingredientes

  • 1 taza de leche de vaca (en caso de no consumir lácteos puedes utilizar cualquier lechada almendra, coco, soya, etc.)
  • 1/8 de cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 1 cucharadita de ghee
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 pizca de pimienta negra recién molida
  • Miel al gusto si deseas endulzar.

Preparación

  • Coloca la taza de leche en una olla a hervir y agrega todos los ingredientes excepto la miel.
  • Cuando hierva retirar del fuego y dejar enfriar un poco para beberla.
  • En caso de que quieras agregar la miel deja que se enfríe un poco. Recuerda que la miel nunca se agrega a preparaciones hirviendo y mucho menos debe de cocinarse.

Recuerda siempre consultar a un especialista Ayurvédico que te indique cual es la mejor leche a escoger dependiendo tu tipo de constitución y desequilibrio.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (137 votes, average: 4.39 out of 5)
Loading...

7 COMENTARIOS

  1. Qué es el ghee? Si se habla de la cúrcuma, por qué la receta de la leche dorada no la menciona? corrección… Ya leí bien.

  2. El ghee es mantequilla clarificada y se puede hacer en casa calentando mantequilla sin sal para que suelte el suero, dejando enfriar y retirando sólo la grasa que queda en la superficie, sin el suero, que es el líquido que queda debajo. Si eres vegana(o), puedes sustituir el ghee con aceite de coco.

Dejar una respuesta