#HotAlert: plan de 3 semanas para verte mejor sin ropa

Además te damos los mejores tips para evitar los picos de insulina y poder bajar de peso

Compartir

Estamos muy cerca de la temporada de vacación; y es el último momento antes de la temporada de fiestas para ponerte en forma. Por eso, te paso 8 consejos para que bajes de peso y grasa; y te veas ¡espectacular! Con ropa pegada, sin playera o en traje de baño.

Esta nota está dirigida ESPECIALMENTE a ELLOS, pero ¡también les sirve a LAS CHICAS! Porque esencialmente vamos por consejos esenciales de nutrición, para verte con menos panza.

 

Sigue estos consejos por 3 semanas ¡y verás los cambios, te lo firmo!

 

1- Por 3 semanas, Bye Carbohidratos refinados
Ni hablar, recientemente platicábamos de esto, las azúcares refinadas (harinas blancas, postres, dulces, mermeladas) suben tus niveles de insulina en sangre, lo que causa que después te den más ganas de comer de nuevo ¡y especialmente cosas dulces!

Además, los carbohidratos te hacen retener agua e inflaman, lo que hace que te veas “panzón”. Al recortar los carbohidratos tu cuerpo se verá más magro, “seco” y duro.

Procura comer: camote, vegetales y una o dos piezas de fruta al día.

 

2- Aumenta tu consumo de proteína
Aunque ya comas suficiente proteína, estas semanas, come más proteínas para compensar la falta de carbohidratos. Te recomiendo hacerlo especialmente en el desayuno y comida. Si no quieres más alimentos, una proteína en polvo, puede caerte perfecto. Checa estas opciones, si quieres proteína vegetal.

 

3- ¡Proteína en polvo para sustituir un alimento!
Este es un tip súper práctico para quienes no tienen tiempo de desayunar o les da flojera hacerse algo de cenar. Mi recomendación es que sustituyas el desayuno o la cena por un scoop de proteína en polvo CERO o BAJA en carbohidratos. Por la mañana, te recomiendo acompañarlo de una fruta y en la noche, mejor solo la proteína o acompañada de un puñito de nueces mixtas y almendras.

 

4- ¿No eres de snacks? ¡Mejor!
Trata de comer solo 3 veces al día. Si te mueres de ganas de comer algo entre comidas, un plato enorme de jícamas, pepinos o apio (con limón y sal) puede ser tu mejor opción. El único snack que te recomiendo mantener es el POST entrenamiento: 1 ó ½ scoop de proteína con un puñito de nueces o una fruta.

 

5- Bebe sólo agua natural
¡Ni modo, mi banda fitness! Hay que dejar el refresco, jugos, tés endulzados ¡y alcohol! Trata de tomar solo tés sin azúcar (puede ser con Splenda o Stevia) y de 2 a 3 litros de agua natural al día. Es más, si te da hambre ¡TOMA aún MÁS AGUA! Te dará saciedad y sentirás mejor.

 

6- Come más despacio de lo que acostumbras.
Las personas que comen más rápido, tienden a no sentirse satisfechas y es más probable que coman en exceso. Comer rápido provoca una mayor fluctuación de la glucosa en sangre, lo que puede hacerte proclive a padecer resistencia a la insulina.

 

7- Mastica 5 a 10 veces más cada bocado, de lo que sueles hacerlo usualmente.
Esto principalmente porque la señal de saciedad llega al cerebro aproximadamente 15 a 20 minutos después de haber terminado de comer; es por eso que se recomienda alargar los tiempos de comida por 30 minutos. Las sopas y ensaladas son excelentes aliados, porque al ser las primeras, altas en agua y calientes; y las segundas, altas en fibra; toma más tiempo ingerirlas, llenan y aportan pocas calorías.

 

8- Toma suplementos como BCAAs.
Los aminoácidos de cadena ramificada, tomados al despertar, ayudan a regular los niveles de insulina en sangre, lo que reduce tus ganas de comer. Otro momento ideal para tomarlos, es antes de hacer ejercicio (si lo haces) porque te ayudan a no perder músculo; sino quemar solo grasa. La cantidad óptima para lograr estos resultados son 10 gramos de BCAAs.

 

Si tienes dudas o quieres más info, te invito a platicar conmigo en Instagram @keifitmx

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (9 votes, average: 4.89 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Fitness Lifestyle Coach. Tiene un diplomado en entrenamiento para la estética corporal y otro en nutrición deportiva.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta