Enfermedades que causan ceguera

Si alguien de tu familia padece estas enfermedades, debes revisar tus ojos ¡YA!

Compartir

El ser humano tiene mecanismos mentales complejos, en muchos sentidos incomprensibles y, hasta cierto punto, mágicos. Creemos que somos eternos. Esto lo comprobé en mí, al no sentir mayor preocupación por mi salud en general hasta pasados los cuarenta años; en mi familia, que hemos padecido la pérdida de seres queridos por cosas terribles como enfermedades del corazón y cáncer por falta de prevención y, todos los días, con pacientes, los menos, que no controlan sus enfermedades crónico degenerativas como diabetes, hipertensión y artritis reumatoide; que no controlan su peso; o simplemente que acuden a un servicio de salud porque el problema que tienen ya se volvió insostenible para llevar una vida cotidiana normal.

En mi área de especialidad hay cuatro enfermedades que representan el 75% de las causas de ceguera en el mundo. Las cuatro o son prevenibles, o controladas adecuadamente, permiten al paciente llevar una vida normal y jamás quedarse ciegos. Sin embargo, veo con tristeza diabéticos que en 20 años no se han hecho revisar los ojos; pacientes con familiares con glaucoma, que conocen la enfermedad y llegan con un glaucoma avanzado; pacientes hipertensos, diabéticos y en sobrepeso descontrolados y que no llevan ningún control dietético.

Estas son las cuatro enfermedades reinas de la ceguera en el mundo. Si las padeces, o tu familia las padece o está en riesgo, háganse un gran favor y atiéndanse la vista cuanto antes.

Cataratas

Primera causa de ceguera -se puede prevenir- en México y el mundo. El lente interno del ojo, llamado cristalino, pierde la transparencia con el paso de los años, es decir, con el envejecimiento. Iniciando la frecuencia alrededor de los cincuenta años, pero aumentando 15% por cada diez años de vida. El único tratamiento es la extracción de la catarata con el implante de un lente en el interior del ojo (lente intraocular). Es una cirugía ambulatoria, sin anestesia general, sin suturas y sin parches de rápida y total recuperación en unos pocos días. Es increíble que ésta siga siendo una causa de ceguera en el mundo en el siglo XXI.

Diabetes

En México, la diabetes es un problema de salud pública gravísimo. Es la enfermedad más costosa para las instituciones de salud públicas. Por eso el Instituto Mexicano del Seguro Social ha implementado una campaña de prevención en diabéticos en los mismos centros de trabajo. Al fin se han dado cuenta que es más barato para la salud pública prevenir, que resolver complicaciones de esta enfermedad que afecta todo el organismo, piel, riñones, corazón, sistema nervioso y por supuesto los ojos. La retinopatía diabética es causa de hemorragias masivas en los ojos, que terminan por dejar ciego al paciente en 30% de los casos. Al momento del diagnóstico 40% de los pacientes con diabetes tienen ya algún grado de retinopatía.

Glaucoma

Es una enfermedad camaleónica que en la mayoría de las personas pasa desapercibida, es decir, en forma silenciosa. Lo padece el 1.5% de la población, y la mitad ¡No lo sabe! El glaucoma tiene un patrón genético y afecta la presión de los ojos, elevándola. Deteriora los nervios ópticos, que transmiten las imágenes que vemos al cerebro. Sin nervios ópticos, simplemente no hay visión. Y la pérdida de la visión lateral, o campo visual. En glaucoma tiene tratamiento que puede ser tan sencillo como usar gotas, para mantener la presión lo más baja posible, y evitar así la progresión de la enfermedad a la ceguera. En el glaucoma sin tratamiento es casi segura la ceguera; en el glaucoma con tratamiento los pacientes conservan la visión al momento del diagnóstico en la mayoría de los casos. Tristemente hay glaucomas muy agresivos que progresan a la ceguera a pesar de los esfuerzos en el tratamiento.

Degeneración de la Mácula

Muchas personas la conocen simplemente como mácula. Es una enfermedad degenerativa de la retina en la que se pierde la visión central. Se asocia a herencia, a miopía, a tabaquismo, a la luz ultravioleta y obviamente a la edad. Para prevenirla, primero, deja de fumar. Haz revisar tus ojos cada año a partir de los cincuenta años y toma complementos de vitamina formulados para los ojos que contengan luteína y zeaxantina. Usa siempre lentes con protección Anti-UV aunque el día esté nublado.

Las cuatro enfermedades se pueden prevenir o tratar en caso que estén instaladas. Si estás en riesgo, ve con el doctor, y pasa la voz a tu familia y amigos, ayuda a los que quieres a conservar el sentido más valioso que es la visión. ¡No te dejes!

¡Nos vemos en una semana!

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votes, average: 4.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta