El ABC de los lunares

La piel es mucho más que un contenedor de órganos y músculos, es, de hecho, el órgano más grande que tenemos y hay que cuidarla hasta de los puntitos más inocentes

Compartir

Los lunares existen porque las células se amontonan en lugar de distribuirse por toda la piel. Estas células se llaman melanocitos y crean el pigmento que le da a la piel su color natural. Los lunares suelen multiplicarse y oscurecerse tras la exposición al sol, en la adolescencia o durante el embarazo. Pueden variar en tamaño, forma, color y hasta tener asquerosos pelos; la mayoría es inofensiva, pero con algunos hay que tener cuidado.

Todos los lunares en piel, uñas y ojos se llaman médicamente nevos. Los de los ojos están en la capa donde están los nervios, la coroide. Son manchitas pigmentadas, pero completamente planas que no interfieren en lo más mínimo con la vista.

 

 

¿Qué tengo que checar de los lunares?

Tener más de 50 lunares aumenta el riesgo de melanoma, por eso tienes que estar checando constantemente CUALQUIER CAMBIO. Especialmente si crece, su color, la textura y la forma. Recuerda que entre más clara tu piel, más lunares tienes.

Asimetría. Hay que tener cuidado cuando un lado es más grande que el otro, o sea, el lunar no es redondito. Obvio no tiene que ser perfecto, pero ten esto en cuenta.

Bordes. Si parece una florecita, una nube, un borrego esponjado, un corazoncito o cualquier figura curiosa, o si los bordes sobresalen, lo más seguro es que no sea sano.

Color. Esta es una de las señales de alerta más importantes. Si tu lunar tiene marcas de tres o más colores, o algún color que no sea cafecito, es muy peligroso.

Diámetro. Aquí el tamaño sí importa; si tienes un lunar mayor a 6mm es demasiado grande. La mejor referencia es la goma de un lápiz, si el lunar es más grande, ve al doctor YA.

 

¿Me los quito o me los dejo?

La posibilidad de que un lunar se vuelva cancerígeno es solamente de 0.1 y 0.2%. De los que tendrías que preocuparte es de los lunares nuevos porque, usualmente, es en esos en los que surge el melanoma. Si de verdad te da mucho miedo o hay antecedentes en tu familia, tómate unas fotos de tooodo el cuerpo y repítelas cada mes. Checa en las fotos que los lunares no cambien y ve al doctor si es necesario. Si solo es por vanidad, ve con alguien calificado porque si te arrancas una verruga a la mala, te queda una cicatriz inmunda.

Como cuidarte

Chécate en cueros. Revísate de pies a cabeza cada seis meses y ve a revisión una vez al año, sobre todo si tienes más de 50 lunares.

Toma vitamina D. Es muy importante para estar sano.

Cúbrete del sol. Si vas a caminar o estar mucho tiempo en el sol, usa lentes y un sombrero (además de bloqueador).

Protector solar. Cada tres horas tienes que ponerte bloqueador sin importar si estás en la playa o en la oficina.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta