Cómo hacer que tu grasa corporal ¡queme más grasa!

Te compartimos los mejores tips para deshacerte de la grasa mala en tu cuerpo

Compartir

Hemos platicamos de los distintos tipos de grasa corporal y cómo bajar cada una de estas. Pero ahora nos vamos a enfocar en los 2 tipos de grasa que de alguna manera regulan nuestro metabolismo, y te voy a platicar si se puede transformar la “grasa mala” (blanca) en “grasa buena o metabólica” (café).

La grasa blanca tiene baja densidad de mitocondrias (la fábrica de energía en la célula) y de vasos sanguíneos. Esta produce la leptina (hormona del hambre) y una forma de estrógenos que la regulan. La grasa blanca constituye la más grande reserva de energía en el cuerpo, da soporte a los órganos y estructura al cuerpo externo. Tiene receptores para hormonas como la de crecimiento, cortisol e insulina.

El problema es que en exceso (más de 27-50% de grasa) causa resistencia a la leptina, es decir, en lugar de que te sientas satisfecho al comer ¡pasa lo opuesto! El cuerpo ignora estas señales, te haces menos sensible a estos efectos y ¡sientes hambre todo el tiempo!

La grasa marrón o café es lo opuesto a la blanca y quema grasa en lugar de guardarla; porque está más vascularizada. Dichas células tienen más mitocondrias y queman ácidos grasos para generar calor y ayudar a mantener la temperatura corporal, de ahí que se dice que entrenar en lugares fríos ¡quema más grasa!

¿Se puede transformar la grasa blanca en café? De acuerdo con estudios hechos en ratones, ¡sí! Cuando logras aumentar lo niveles de una hormona que se llama IRISINA, que se produce durante el ejercicio, se ha comprobado que logra convertir la grasa blanca en café.

La irisina es una hormona que produce el tejido muscular a partir de un gen llamado FNDC5 en respuesta al ejercicio. En 2012 se descubrió que actúa como mensajera entre los músculos y la grasa y que ayuda a quemar calorías durante y después del ejercicio. Su presencia es otra explicación científica que soporta la importancia del ejercicio en la prevención y tratamiento de enfermedades metabólicas como la obesidad, la diabetes y otras alteraciones.

Un estudio hecho por investigadores de Harvard y otras universidades publicado en Nature demuestra esto luego de experimentos con ratones. Sin embargo, en 2015 en un estudio publicado en Cell Metabolism se comprobó que tiene el mismo efecto en personas.

Al hacer ejercicio, la irisina entra al torrente sanguíneo y migra a otros tejidos, particularmente a la grasa, donde inicia una serie de procesos bioquímicos que transforman las células blancas en cafés.

La grasa café:

  • Quema grasa y calorías
  • Mejora la respuesta a insuilina y control de azúcar en sangres
  • Baja el riesgo de diabetes tipo 2

Los bebés tienen principalmente este tipo de grasa, a diferencia de  los adultos, que la vamos perdiendo por sedentarismo, y acumulando en forma de grasa blanca.

 La gente que hace ejercicio ¡y más la que siempre ha hecho ejercicio! tiene mucha más grasa café, de ahí que bajan más rápido de peso, incluso comiendo más.

Esa razón es también por la que cuando combinas dieta y ejercicio en un plan Fitness, los resultados son más eficientes, perdurables y rápidos.

En otro estudio publicado en Agosto en el American Journal of Psychology – Endocrinology and Metabolism hecho por investigadores de la Universidad de Florida, se comprobó nuevamente que efectivamente la grasa blanca puede convertirse en café y quemar más calorías. Además de que la conversión de grasa blanca en café detiene la formación de nueva grasa blanca y promueve la formación de hueso.

¿Qué tipo de ejercicio hacer?

No se sabe a ciencia cierta cuál, pero sin duda entrenamiento cardiovascular combinado con fuerza. O clases de entrenamiento funcional son una gran opción dependiendo de tu edad y estilo de vida. Mi recomendación es:

Si eres sedentario y quieres empezar te conviene:

20 a 30 años

  • Haz clases de alta intensidad HIIT con el peso de tu cuerpo y/o con accesorios y barras
  • Corre, trota o rueda (bici)
  • Natación
  • Haz Gym

30 a 40 años

  • Clases de alta intensidad ¡solo OJO con las rodillas! Es la década en que empiezan los problemas si no eres cuidadoso. Debes cuidar la técnica y de preferencia hacer un par de clases con un coach en línea o en vivo que vea cómo haces los ejercicios y te guíe.
  • Haz el cardio que te guste ¡desde baile hasta correr!
  • Haz GYM

40 a 50 años

  • Gimnasio, rutinas de fuerza con tu peso corporal
  • Pilates
  • Yoga o Tai Chi
  • Ejercicio funcional, puede ser HIIT si lo haces con supervisión y cuidado
  • Nada, trota o bici
  • Clases de cardio

50 a 60 años

  • Gimnasio, o rutinas de fuerza con tu peso corporal
  • Yoga o tai chi
  • Caminatas vigorosas, trote, natación
  • Clases de cardio
  • ¡Nada o haz ejercicios en alberca60 en adelante
  • Gimnasio con supervisión
  • Yoga
  • Caminata, trote
  • ¡Baila!
  • ¡Nada o haz ejercicios en alberca!

Así que además de ayudarte a bajar de peso por quemar calorías, el ejercicio logra convertir la grasa “mala” (blanca) en “buena” (café) y con ello quemar más grasa incluso luego de entrenar.

 

¿Dudas o ganas de platicar? Estoy en Instagram @keifitmx

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 3.33 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Fitness Lifestyle Coach. Tiene un diplomado en entrenamiento para la estética corporal y otro en nutrición deportiva.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta