10 alimentos contra el cáncer

Pequeños cambios pueden generar grandes ganancias. Inicia hoy e incorpora nuevas cosas cada semana.

Compartir

El estilo de vida tiene una estrecha relación con nuestra salud. El ritmo ajetreado de hoy, nos exige vivir de forma permanentemente apresurada, dejando a un lado hábitos saludables para nuestro bienestar físico y psicológico. De las cosas mayormente afectadas en nuestra vida diaria podemos destacar: 1) la alimentación, 2) el descanso, y 3) el ejercicio.

Checa: Ejercicio o dieta ¿Quién gana? 

Es un hecho que uno de cada tres mexicanos será diagnosticado con cáncer en algún momento de su vida. Y, ¿qué podemos hacer?

Te presentamos los 10 alimentos que pueden contribuir a disminuir tu riesgo de ser diagnosticad@ con cáncer:

1. Agua:
El agua contribuye a que todo tu organismo funcione mejor y realice sus procesos de manera más eficiente. Si eres muy aficionado a los refrescos, aguas de sabor azucaradas o jugos procesados, te recomiendo que empieces incorporando entre comidas unos dos o tres vasos de agua al día e incrementes la cantidad poco a poco hasta que logres eliminar los refrescos de tu rutina diaria. Si quieres un poco de sabor puedes agregar medio limón. Lo ideal es consumir entre 2 y 3 litros de agua la día.

2. Brócoli:
De los alimentos con más cantidad de nutrientes y que ayudan a mejorar el sistema inmunológico. Promueve un adecuado funcionamiento celular y mejora la circulación. Tiene también una gran cantidad de antioxidantes que retrasan el envejecimiento de la células. Además contiene altos niveles de vitaminas E y C. ¡Además es rico y barato! Te recomiendo que lo consumas crudo o al vapor tres veces por semana.

Checa: Comida chatarra ¿depresión o felicidad? 

3. Espirulina:
Es un alga marina, muy popular entre los Aztecas. Contiene una gran cantidad de proteína (y todos los aminoácidos esenciales que se necesitan para formar una proteína), vitamina B1, B2, B3, hierro, cobre, magnesio, manganeso y potasio. Tiene también propiedades antioxidantes y un gran efecto antiinflamatorio. Disminuye el colesterol y los triglicéridos en sangre. La puedes encontrar en diversas preparaciones aunque lo recomendable es consumirla en su forma más pura. La puedes agregar a tus ensaladas o guisados.

4. Vegetales de hojas verdes:
Contienen una gran cantidad de vitaminas y minerales esenciales para un adecuado balance nutricional. Tienen antioxidantes y propiedades antiinflamatorias. Contienen carotenoides, folatos, clorofila y fibra que detienen el desarrollo de ciertas formas de cáncer. Como ejemplos tenemos a la espinaca, arúgula, acelga, kale, perejil y lechuga. Es muy importante que las consumas en combinación con algún tipo de grasa sana como aceite de oliva o de coco ya que esto promueve una mayor y más eficiente absorción de sus nutrientes en el intestino.

5. Amaranto:
También fue muy popular en culturas prehispánicas. Por su alto contenido de nutrientes, es considerado un “super food”. Contiene una gran cantidad de aminoácidos que le confieren propiedades antidiabéticas, y antihipertensivas. Evita la replicación celular anormal (cáncer) de manera muy eficiente.

6. Sandía:
Contiene muchos de los más potentes antioxidantes de la naturaleza como vitaminas A, B6 y C. Tiene una gran cantidad de licopenos (la mayor entre todas las frutas y verduras) que son protectores en contra de cáncer de próstata, pulmón, colon, endometrio y mama. También contienen una gran cantidad de electrolitos como sodio y potasio.

7. Moras:
Contienen la mayor cantidad de antioxidantes de todas las frutas y verduras. Esta alta concentración detiene la formación de sustancias que dañan las células. Ejemplos típicos son las frambuesas, fresas, zarzamoras y moras azules.

8. Nopal:
Contiene una gran cantidad de fibra soluble e insoluble. La fibra insoluble absorbe agua y apoya el paso de los alimentos a través del intestino. Esto ayuda a disminuir la cantidad de tiempo que ciertos componentes dañinos están en contacto con el colon reduciendo de forma significativa el riesgo de cáncer de colon.

9. Ajo:
Se ha descubierto que este bulbo tiene grandes propiedades anticacerígenas ya que detiene la multiplicación de células malignas por medio de la inhibición de las señales que determinan este fenómeno. Su utilidad preventiva es mucho más evidente en cáncer de esófago, estómago y colon.

10. Frijoles:
Tienen un alto contenido de antioxidantes y fibra. Algunas variedades incluso han probado ser protectores de DNA, evitando así el desarrollo de ciertos tipos de cáncer.

Recuerda que pequeños cambios pueden generar grandes ganancias. Inicia hoy y ve incorporando nuevas cosas cada semana y tendrás la tranquilidad de estar dando grandes pasos en beneficio de tu salud.

 

También te interesa: 6 beneficios del aguacate que no conocías

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (21 votes, average: 4.71 out of 5)
Loading...

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta