Usos y beneficios de la espirulina

Aunque no nos creas, la espirulina es uno de los suplementos más nutritivos que hay en el mundo y te decimos por qué te urge empezar a tomarla

Compartir

La espirulina es un alga que crece tanto en agua dulce como salada. Es su forma de espiral la que le da nombre y aunque se ha hecho popular en los últimos años, apareció en el planeta hace más de 3,500 millones de años.

Esta alga era parte de la canasta básica de los aztecas, pero todos enloquecimos cuando la NASA propuso que podría cultivarse en el espacio para que la usaran los astronautas.
La ficocianina es el principal compuesto activo de la espirulina, que le da sus potentes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

¿Qué trae?

Como todas las algas, la espirulina es rica en minerales como calcio, hierro, manganeso, magnesio, fósforo, potasio, zinc, contiene aminoácidos esenciales como betacaroteno, retinol y vitaminas. Es un potente antiinflamatorio, ayuda a combatir el cansan- cio físico y mental y ayuda a la prevención de muchísimas enfermedades.

Una sola cucharada de espirulina contiene:

Proteína: 4 gramos Vitamina B1 (tiamina) Vitamina B2 (riboflavina) Vitamina B3 (niacina) Cobre
Hierro
Magnesio
Potasio
Manganeso.

Pa’ qué sirve

  • Es buenísima pa’ la anemia porque incrementa la hemoglobina, mejora la calidad de la sangre y aumenta la producción de glóbulos rojos, es un boost de hierro.
  • Pone al tiro el sistema inmune, ya que incrementa la producción de anticuerpos y citoquinas, incluidos interferones e interleucinas, lo que desarrolla una mayor protección frente a virus y microbios.
  • Por su elevado contenido en provitamina A y zeaxantina (que ayudan a la función ocular), se le atribuyen propiedades para mejorar la visión en casos de ceguera nocturna.
  • Reduce el colesterol malo y aumenta el bueno por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias y su capacidad de proteger contra el daño oxidativo.
  • Es alta en proteínas, vitaminas del grupo B y minerales como el zinc, lo que hace que las células del pelo se nutran y estabilicen, por tanto, ayuda a que se vea más fuerte, brillante y a que no se caiga. Lo mismo con las uñas y la piel.
  • Ayuda a eliminar metales pesados, sobre todo arsénico, que cada vez está más presente en los océanos y en el pescado que comemos.
  • Su elevado contenido en calcio y magnesio ayuda a mitigar los calambres.
  • Si le entras al gym, te da una mayor resistencia y una mayor fuerza muscular.
  • Por sus propiedades antibacteriales, ayuda a que los poros se mantengan limpios y cerrados, por lo que es muy buena para la piel.

¿Cómo me la tomo?
Puedes encontrar espirulina en cápsulas o tabletas, y también en polvo para añadir a tus recetas. Por lo general en adultos, se pueden tomar entre 6 y 10 gramos al día. ¡Pero aguas! Acuérdate que natural no quiere decir que no tenga efectos secundarios, si tienes alguna enfermedad lo mejor siempre es consultar a tu médico de cabecera.

Si tienes algún padecimiento renal, sufres de hiper o hipotiroidismo, o estás embarazada, pregunta antes de usarla.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votes, average: 4.75 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta