Razones por las que SÍ debes comer más huevo

Son deliciosos, light y —para los romanos antes de Cristo— hasta mágicos. Come huevo sin parar y aprovéchalo al máximo

Compartir

Típico que te pones a dieta y te toca pura verdura y… ¡proteína! ¿Qué desayunas? Huevo, obvio. Pero al tercer día ya estás hasta la madre y no puedes con un huevito revuelto más. Pues esfuérzate, ponte creativo y éntrale con todo y yema porque es lo máximo.

 

¿Qué te aporta un huevo normal de unos 50g?

100 calorías / 5 gramos de grasa / 6 gramos de proteína

 

¿Cuántos me puedo comer?

México y Paraguay pelean todos los años el primer lugar en mayor consumo de huevo en el mundo, y aunque algunos tragan muchos más, dos huevos diarios por persona es perfectamente sano y normal. Otra cosa importante, los blancos y los cafés son EXACTAMENTE.LO.MISMO. Lo único que cambia son las plumas de la gallina que puso los huevos.

 

En México y en el mundo…

Los egipcios fueron los primeros en incubar huevos en unas cuevitas subterráneas para que las gallinas pusieran más. Y los romanos inventaron el omelet: le ponían mielecita y lo llamaron ovemele, literal “huevos con miel”. Las dos culturas veían los huevos como amuleto de buena suerte.

Los huevos te dan muchas vitaminas

A: Buenísima para la vista, el crecimiento y una piel bonita

B1-tiamina: ayuda a que los nervios funcionen perfecto

B2-riboflavina: ayuda a metabolizar la comida

B6-piridoxina: ayuda al cuerpo a metabolizar la proteína

B9-folato: esencial para la división de células

B12-cobalamina: para producir más glóbulos rojos

D: Esencial para huesos y dientes

E: Lucha contra los radicales libres

 

 

¡Pero no solo eso! También aportan minerales: yodo que ayuda a la tiroides; selenio, que disminuye el riesgo de cáncer; zinc que convierte la comida en energía y mantiene saludable el sistema inmunológico; y fósforo y calcio para dientes y huesos saludables.

 

 

Y por si eso fuera poco:

Colina: ayuda a reducir el riesgo de cáncer de mama

Carotenoides-luteína y ceaxantina: previenen cataratas y degeneración muscular por la edad

Ácidos grasos no saturados: buenos para el corazón

Luteína: protege la visión

 

Por cierto, no seas del club de las claras; la tan satanizada yema contiene casi todos los nutrientes del huevo. La mitad de la proteína está ahí. Además, si las gallinas han comido pasto, la yema va a tener mucha más vitamina D y antioxidantes.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (12 votes, average: 4.42 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Editora de contenidos moi print. Edito, escribo, traduzco y compro.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta