Quinoa: ¿cuáles son sus beneficios y cómo se prepara?

Aunque parece cereal, no lo es... ¿por qué deberías echarla a tu plato?

Compartir

Esta semilla tan de moda entre los amantes de lo orgánico crecere en los Andes Bolivianos, ecuatorianos, peruanos y chilenos, donde se ha cultivado desde hace 5000 años y de donde se exporta al resto del mundo.

Su consistencia y su gran aporte de carbohidratos y almidón lo hacen un pseudocereal, como el amaranto o la chía. La diferencia entre el trigo, la cebada o el maíz, es la planta. Los pseudocereales tienen hojas anchas y en lugar de granos producen semillas. Comparada con los cereales, la quinoa tiene muchas más proteínas y grasas insaturadas, omega 6 y omega 3.

¿Por qué echársela al plato?

-Porque tienen muchas proteínas y un bajo índice glucémico
-Ayuda a controlar el colesterol por la fibra y las grasas insaturadas
-Las personas celiacas pueden sustituir el trigo con ella
-Se le atribuyen propiedades desinflamantes, cicatrizantes, analgésicas y desinfectantes de las vías urinarias
-Es rica en carbohidratos complejos, esto la hace ideal para los deportistas
-Las personas diabéticas la pueden consumir con más libertad en otras cereales

  Lo que aporta por cada 100 g

Calorías: 399
Carbohidratos: 69g
Grasas: 6.3g
Proteínas: 16.5g
Micronutrientes: potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro, zinc, vitaminas del complejo B y vitamina E

 

Tipos de quinoa

Blanca
Es la más conocida, su sabor es muy sutil, así que puede combinarse con cualquier cosa. Tiene menos calorías que las otras y una gran cantidad de vitaminas.

Roja
Es la más rica en proteínas y la que tiene menos grasa. Tiene más carbohidratos, esto la hace ideal para deportistas.

Negra
Es la más joven de las tres. Resultó de la cruza de semillas de quinoa y espinaca. Es la más crujiente y su sabor es terroso. También es súper nutritiva pero, a diferencia de las otras, contiene litio que ayuda a regular el estrés y la depresión. Además tiene más propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes.

 

¿Cómo prepararla?

1. Primero hay que lavarla para quitarle el sabor amargo
2. Después hay que cocinarla con 1 taza de agua por 1 de quinoa
3. Dejar hervir y esperar 10 minutos para la blanca y 15 para la negra y la roja

Combínala con frutas o verduras salteadas

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (20 votes, average: 4.25 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta