Los cinco errores más comunes del desayuno

Es lo más importante del día y por eso lo debes hacer bien. Checa los errores que puedes estar cometiendo sin darte cuenta.

Compartir

Para lo último que tienes tiempo en las mañanas es para desayunar. Te levantas, te cambias y sales corriendo para que no te agarre el tráfico o, en el mejor de los casos, alcanzas a comer algo ligero. Pero esto puede estar complicando tu salud más de lo que crees.

El desayuno es la comida más importante del día, seguro tu mamá alguna vez te dijo “desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”, esta frase es popular y resalta la importancia del desayuno en la dieta.

Aquí te muestro los cinco errores más comunes en el desayuno, si haces algo de eso ya párale a tu desorden.

1. Te saltas el desayuno
La vida en una ciudad grande es muy movida y difícil, y aunque para muchos no desayunar signifique perder peso, no están en lo cierto. Si no desayunas, comes más durante el día. Desayuna, aunque sea, algo rápido, un licuado es la opción, siempre y cuando incluya proteína como: quínoa, aguacate, plátano o loche de coco.

2. No comes carbohidratos
Muchos dirán que es mejor no comerlos porque te hinchan y mil cosas más. Los carbohidratos y fribras deben estar presentes en el desayuno, que sea una cuarta parte de todo el desayuno. Estos alimentos te dan hierro que el cuerpo necesita, y vitamina B.

3. No estás comiendo proteínas
También, una cuarta parte del desayuno. Proteína de origen vegetal o animal, pero come proteína.

4. Desayunas poco
No te conformes con “una barrita para el camino” un desayuno completo contiene verduras, frutas, proteínas de calidad, carbohidratos, grasas saludables (nueces/almendras).

5. Grasas trans, sal y azúcar
La combinación letal es grasas trans con azúcar refinada porque eso eleva los niveles de glucosa en sangre y se convierte en grasa que nuestro cuerpo acumula típicamente en cadera y abdomen. No te olvides de tomar un vaso de agua al despertar y en el desayuno, ¡no todo el café!

Tener una desayuno completo ayuda a tener energía para el todo el día. De esta forma se ingiere la mayor cantidad de calorías y proteína que se utilizará en las diferentes tareas que hagamos. Por otro lado, ayuda a equilibrar nuestra alimentación con lo cual empezaremos a adquirir hábitos saludables.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (29 votes, average: 3.93 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta