La dieta de la pasión

Come estos alimentos para despertar tus sentidos y darle una ayudadita a tu cuerpo a la hora de cooperar

Compartir

Estos alimentos, según su efecto:

Psicológicos: aumentan el deseo sexual y placer por sus propiedades alucinógenas
Fisiológicos: mejora la erección, causan cambios hormonales y aumentan el flujo de sangre.

Ostión:
Es rico en zinc, omega 3 y vitamina B12, por lo que mejora la producción de testosterona y espermas. Además aumenta la libido.

Aguacate:
Su poder está en la semilla que, por los omegas y la B6, mejora la energía. Ablanda la semilla con leche y cómela.

Jengibre:
En té, con jugo verde o espolvoreado, esta planta ayuda a contrarrestar la impotencia sexual y producir testosterona.

Canela:
Mejora el flujo de sangre a los genitales para facilitar la excitación y tener erecciones más duraderas. Toma té de canela y jengibre.

Ginseng:
Es un estimulante sexual cuando hay cansancio o estrés. Tiene ginsenósidos, sustancias que actúan como la testosterona.

Uvas:
Las rojas tienen boro, un mineral que mejora la producción de estrógenos y testosterona, los cuales mantienen el deseo.

Chocolate:
Aumenta los niveles de serotonina, relacionada con el ánimo y el deseo. Las semillas de cacao renuevan el rendimiento sexual.

Fresas:
Mejoran la circulación y estimulan los ovarios y testículos. Cómelas con champaña y chocolate, y de paso juguetea un poco.

Anís:
Por su efecto estimulante, se usa contra la impotencia. Toma una taza de té de anís antes del sexo para mejorar la digestión.

Camarones y tofu:
Los alimentos altos en vitamina B12 ayudan al cuerpo a producir energía. Además, mejoran la circulación y disminuyen el estrés.

 

DONT’S

No comas mucha fibra. Podrías dar un concierto pedorro si tu cuerpo no digiere bien los polisacáridos de la fibra. Al fermentarse, los alimentos causan gases.

Di no a la tragadera. Si te das vuelo con los alimentos grasosos, la digestión será leeenta, así que te vas a sentir pesadísimo y sin ganas de movimientos sensuales.

Nomás una copita. Si le entras duro al alcohol, los mensajes entre las zonas erógenas y el cerebro llegarán mal.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votes, average: 4.75 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta