¿Qué hacer ante la pérdida?

La pérdida no es pérdida hasta que la calificamos como tal

Compartir

Cuando perdemos algo, nuestro sistema de pensar y sentir activa en nosotros sentimientos de desolación. Sin embargo, esta es una respuesta que elimina una parte de la naturaleza creativa de las cosas. 

 

Al vivir una sensación de pérdida, nuestras emociones nos hacen creer que nunca más tendremos lo que deseamos. Para innovar esta emoción y subirla a un nivel de mayor madurez, observemos detenidamente y aprendamos a ver de una manera incluyente, y ¿qué es lo que hay que incluir?, una perspectiva que comprenda el movimiento natural de la vida sin tanta aflicción, lamento o drama, que comprenda que aun cuando en apariencia hay pérdidas, en realidad la vida está desplegando y manifestando cosas nuevas. A este proceso la ciencia lo llama Entropía y es el grado de desorden/destrucción “necesario” incluido en la química, biología y en todos los sistemas naturales.

 

La pérdida no es pérdida hasta que la calificamos como tal. Saber que en toda muerte hay un nacer y que en toda pérdida hay una ganancia te ayudará a entender que, por más que tendamos a culpar a un objeto, persona o circunstancia, hay más factores que crearon los momentos en donde la pérdida es un complemento de la creación.

Es importante sentir; dejar ir no significa dejar de sentir. Entonces, al presentarse la pérdida…

1. No la percibas desde la victimización, en su lugar, observa atenta las condiciones de tu
mente (pensar y sentir) que te vinculan a la idea de que “esa pérdida” es mala.

2. Expresa tus emociones y permítete sentir el dolor, enojo, tristeza o cualquier otra sensación; son emociones naturales, sólo date cuenta que permanecer viviendo con ellas no lo es.

3. Con el fin de sanar tus pérdidas con benevolencia y afecto, encuentra todo lo positivo que siempre acompaña a lo negativo.

4. Practica el soltar y dejar ir con la máxima madurez posible. Pasa de un infantilismo
emocional a la conciencia de hacerte cargo, y al hacerte cargo, entenderás que la pérdida
es parte del proceso natural de la vida.

Date la oportunidad de transformar tu manera de pensar y sentir, de innovar la forma en que ves y estás en la vida con nuevas ideas que te permitan entrar en un sistema de percepción más amplio y ligero. Deja de calificar las situaciones como buenas o malas y en lugar de ello percibe los eventos de ‘obtener’ y ‘perder’ como parte del flujo de la existencia, pues aunque parezca pérdida, es creación.

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta