¿Por qué deberías echar chisme sin culpa?

Si eres de los que aman echar el chal, no te sientas mal. Disfrutar los chismes tiene una razón científica de ser y no solo te sirve para saber si fulanita dejó a menganito, literal tiene muchos beneficios

Compartir

Los chismes tienen mala reputación, pero también tienen su lado amable. En su libro Grooming, Gossip and the Evolution of Lenguage, el profesor Robin Dunbar dice que hablar sobre rumores o eventos personales de la vida de los otros es un instrumento importante del orden social para generar lazos. Aquí van otras ventajas del típico “el primo de un amigo”.

Detectar problemas

El chisme es un buen indicador para notar cuando algo está mal. Cuando sientas la necesidad de hablar sobre una situación que te molesta, casi siempre hay una queja real detrás. Identifica el problema de raíz y llévalo con la persona adecuada.

Protege a las personas

El chisme sirve para avisar a los demás integrantes de una comunidad sobre posibles problemas. También ayuda a alejar delincuentes, dice un estudio de la Universidad de Stanford.

Alivia el estrés

En un experimento de la Universidad de California en Berkeley, investigadores descubrieron que cuando una persona ve a otra portándose mal, siente estrés y sube su ritmo cardiaco. Contarle a los demás lo que pasó disminuye el efecto.

Te ayuda a mejorar como persona

No todos los chismes tienen que ser malos. Escuchar buenas historias sobre otros sirve, también, para motivar a la gente para ser mejor, dice un estudio publicado en Personali and Social Psychology Bulletin.

Genera cooperación y confianza

Compartir información “privada” crea lazos con otras personas, ayudan- do a que generen empatía y puedan trabajar juntos después, dice Derek Arnold, de la Universidad Villanova.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votes, average: 4.14 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta