El poder de estar solo

Gracias a nuestros teléfonos, realmente nunca estamos “solos”, pero pasar tiempo realmente solo te puede ayudar muchísimo. Estos son sus beneficios

Compartir

Últimamente la raza humana se ha hecho adicta a estar conectado. No vamos solos ni al baño, no vaya a ser que te aburras. Nos aterra estar solos con nuestros pensamientos, nuestras dudas y nuestros sentimientos. Y la tecnología nos ha hecho muy sencillo el alejarnos de ellos. Pero es importantísimo que regresemos a lo básico, que nos apreciemos nosotros mismos para poder aprovechar mejor el tiempo que pasamos con otras personas.

 

Beneficios:

  • Creatividad
  • Felicidad
  • Productividad
  • Relajación
  • Menos estrés

 

¿Cómo lograrlo?

Para empezar, ¡deja de ir al baño con tu teléfono! Si crees que vas a pasar un laaargo rato ahí, llévate un libro. Y sigue con estos consejos:

  1. Reconoce tus necesidades: si te sientes sobrecargado, abrumado, estresado, puede que te falte soledad. Entre los niños, tus papás viejitos y el trabajo, no estás solo NUNCA. Entonces, como siempre, el primer paso es aceptar que necesitas espacio. No importa si es tomarte una hora para bañarte o salir a comer solo con una libreta para apuntar tus pensamientos, pero necesitas ese tiempo contigo mismo.
  2. Cómprate un reloj despertador y deja el teléfono: si tu celular es tu alarma, obvio es lo primero que vas a agarrar cuando te despiertes, entonces empiezas a scrollear desde las 6 am. Entonces mejor déjalo para, al menos, hasta después de bañarte.
  3. Empieza poco a poco: no es fácil empezar de cero un nuevo hábito, si te mueres de la angustia de comer solo en un restaurante, ve primero solo al cine donde nadie te va a ver. O despiértate 15 minutos antes que todos en tu casa y tómate un te o agua con limón en lo que los demás se levantan. Te vas a ir acostumbrando y vas a aguantar más después.
  4. Aprovecha los momentitos que tienes en el día: un elevador, la fila del súper, mientras lavas los platos… No pongas ni música. Esos ratitos, aunque sean menos de dos minutos, ayudan a tu mente a no pensar. Acuérdate lo que te dijimos en la #moimarzo, cuando te bañas surgen las mejores ideas porque tu cerebro no está usando el córtex prefrontal, sino las áreas más libres y creativas.
  5. Valora la soledad: no puedes dejar que tus relaciones con otros suplan la relación que debes tener contigo mismo. Mientras mejor sea tu relación contigo, mejor esposo, empleado, tío, amigo, padrino, etc., vas a ser. Entonces agradece estar contigo y tus pensamientos para que te importe menos lo que opinen los demás y seas tú al 100.

 

Empieza poquito a poco hasta que puedas pasar una hora solo sin hacer más que pensar en tus cosas, tomar tus decisiones y agradecer por ser quien eres. Te prometemos que ni te vas a acordar de llevarte el celular al baño.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votes, average: 4.57 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta