papas con caja en la cara

5 errores que destruyen familias

Deja de pelearte con tu familia y aprende a tener buenas relaciones

Compartir

Las familias perfectas no existen y es muy común que siempre te estés agarrando del chongo con papás, tíos, hermanos, primos o anexos.

Recuerda que nadie te va a apoyar igual que ellos, así que debes comprenderlos; evita cometer estos errores que destruyen familias y ten un rato de paz con cada miembro.

Insultos y críticas

¡¡Guárdate algo!! Las palabras siempre tienen peso, y cuando dices cosas negativas dañas el núcleo de las relaciones familiares. Luego de regarla, se necesita tiempo para volver a tener confianza y reparar el daño; no olvides pedir perdón. La familia está para dar y recibir apoyo, no para insultarse. Aplica lo que dicen “si no tienes nada bueno que decir, mejor quédate callado.


Chismes

Algo muy común entre las familias. Cuando existen envidias o resentimientos, empiezan a surgir los rumores con el fin de joder al prójimo. ¿Para qué sirven los chismes? Para nada, así que evítalos. Si tienes un problema con alguien de tu familia, mejor ten el valor de platicarlo cara a cara y en privado.


Falta de inclusión

Una familia es un equipo, y la inclusión es esencial para mantener el núcleo. Siempre bueno que todos los miembros participen en las labores de la casa y en la toma de decisiones importantes. Cuando alguien se siente excluido, empiezan los celos y los sentimientos malos. Los roles también son importantes, así que respétalos.


Engaños y mentiras

Si tu propia familia te miente, ¿qué puedes esperar de los demás? Las mentiras son destructivas y mantener secretos entre todos los integrantes de la familia solo genera una ruptura en la relación. Toda acción tiene una consecuencia, y si los engaños pasan de generación en generación, más difícil y complicada será la convivencia familiar. Si ya anda una mentira en el aire, lo mejor es disculparse y rectificar el daño.

 

No aceptar las diferencias

Cada persona es diferente, tiene una personalidad distinta y no está educado igual que los demás; lo mismo pasa con las familias. Si no aprendes a entender a tus familiares, será imposible llevarte bien con ellos.

Puede que existan diferencias políticas, religiosas o de estilos de vida, pero no debes olvides que los une la sangre y el apellido.

Si tienes hijos esto es muy importante. El amor y la aceptación empieza desde casa. Si tú como papá no aceptas a tus familiares, los niños copiarán eso y lo harán afuera.

*Con información de Lifehack.

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (22 votes, average: 4.50 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta