12 tips para cumplir propósitos

Empieza un nuevo libro en tu vida y enero es la primera página en blanco, tú decides cómo lo vas a empezar…

Compartir

Empieza un nuevo libro en tu vida y enero es la primera página en blanco, tú decides cómo lo vas a empezar… pero ya cansa prometer mil propósitos, que llegue febrero y ya los hayas olvidado todos.

1. Haz cambios graduales. Hacer un cambio gradual es mucho mejor que cambiar todo de la noche a la mañana. Es más probable que fracases si intentas todo al mismo tiempo.

Escoge una meta y piensa en pasos para cumplirla poco a poco. Si tienes muchos propósitos que quieres cumplir, un buen tip es escoger uno cada mes. Hazlo por 30 días y al final del mes, decide si quieres seguir con ese hábito o si de plano ya no puedes más. Las probabilidades de que te rindas son muy bajas cuando tu mente sabe que ese cambio sólo es temporal y tiene una fecha. Así intentarás cumplirlo por lo menos un mes y al terminar este lo más probable es que ya te hayas acostumbrado. Si no es así, busca qué modificaciones puedes hacerle para no tirar toalla.

2. No mires la báscula todos los días.

Si tu propósito es bajar de peso, checar tu peso diario, NO siempre es buena idea ya que este cambia constantemente y durante el día. Así que obsesionarte no te servirá de nada. Las básculas son buenas para medir, pero recuerda que el peso no lo es todo y es mejor estar saludable y fit a fijarte en un número.

En vez de hacer dieta, busca un plan de nutrición que se adapte a ti y sobre todo, que puedas convertir  en un hábito. En InstaFit podrás encontrar un programa que cuenta con plan de nutrición, asesoría personalizada telefónica, videos de rutinas de ejercicio y mucho más.

3. Piensa en por qué escogiste ese propósito

Haz un tablero de metas y visualiza tu propósito todos los días. Es fácil perderlos a veces, pero al recordar por qué empezaste, te será más fácil seguir. Encuentra el motivo y piensa en el cada vez que quieras renunciar.

El 80% de los propósitos tienen que ver con la salud, y este es muy general, así que si también este es tu caso, lee estos 5 tips para darle un respiro a tu cuerpo y te será más fácil visualizar tu motivo y tu meta.

4. Haz un “trueque”. Date algo a cambio, cuando logres algo. Por ejemplo, si estás tratando de dejar los refrescos. Tómate un té cada que te de antojo de un refresco, así tu cuerpo aprenderá a sustituir esas carencias por cosas positivas y la ansiedad irá disminuyendo.  No se trata de darte un premio, pero al tener algo con que sustituir una carencia, tu cuerpo no lo sentirá tanto.

5. Sé más específico

En vez de decir, quiero bajar de peso, ponte una meta. Di mejor, “quiero bajar 5 kilos”. Puede que sean metas más pequeñas pero así las alcanzarás mejor y podrás medir de forma más tangible cuánto llevas y cuánto te falta.

6. Hazlo por ti. No hay nada más importante que entender que lo haces porque quieres y porque lo deseas. Si lo haces por ti, pensando en cómo te harás mejor persona y podrás ayudar a alguien más, te será más fácil alcanzar esa meta.

Nunca es demasiado tarde para empezar nuevas metas o retomar propósitos que habíamos dejado olvidados. El empezar un nuevo año es un incentivo perfecto pero no es la única ocasión. Así que date a la tarea de cada día ser mejor.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta