¿Por qué tener un diario de la gratitud?

La importancia de estar siempre agradecido y cómo llevar el hábito de hacerlo día y noche.

Compartir

Vivimos en una época donde la tecnología nos da tantas facilidades que ya todo lo damos por sentado, pocas veces nos detenemos a apreciar y valorar todo lo que tenemos, pareciera que la vida de los demás es más importante que la propia.  Lo primero que hacemos al despertar es ver las redes sociales, revisar el correo, Whatsapp, etc. no nos damos ni un minuto para dar gracias por estar vivos, con salud y disfrutando de un nuevo día.

Detox de redes sociales

Seguramente has tenido uno de esos días donde despertaste, viste el celular y te encontraste con una foto, un mensaje o un post que te hizo enfadar o sentir incómodo y por lo tanto empezaste mal tu día y pareciera que conforme pasan las horas se pone peor.

Estás tan al pendiente de lo que hacen los demás que ya no piensas en todo lo bueno que tienes sino en todo lo que te falta, la comparación constante con otros dificulta el sentirte agradecido por las cosas, personas y experiencias que posees.

Dejemos de darle el control de nuestra vida a los aparatos electrónicos y el poder de dirigir nuestras emociones a los demás, empieza tu día haciendo algo bueno por ti.

No importa si estás pasando por un momento difícil o por la mejor racha profesional o personal, tener un diario de agradecimientos no solamente cambiará completamente la perspectiva de tu vida también te ayudará a mejorar tu actitud y a atraer más de eso que deseas a tu vida.

¿Cómo hacer un diario de agradecimiento?

1. Empieza comprando una libreta y una pluma que te guste y colócala cerca de tu cama, cuando suene tu alarma por las mañanas date tiempo de realmente despertar, concéntrate en tu respiración y abre los ojos poco a poco, toma un vaso con agua y escribe tres cosas por las que te sientes agradecido en ese momento. No lo pienses demasiado, la idea es que escribas en tu libreta lo primero que se te cruce en la mente, puede ser desde algo tan trivial como tener agua para tomar hasta algo más significativo como tu nuevo puesto en el trabajo.

Deja de hacer esto a los 30 y lo agradecerás a los 50

2. Haz un esfuerzo por ver tu celular 20 minutos después de haberte despertado, si puede ser justo antes de que te vayas a trabajar mejor.

Repite esto antes de irte a acostar, seguro hubo algo en el día te hizo sentir agradecido, escríbelo en la libreta y al final de escribir tus agradecimientos repite en voz alta: GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

Disculpe, gracias y por favor 

No te preocupes si las ideas no fluyen con facilidad al inicio, comienza anotando lo primero que se te venga a la mente y poco a poco te darás cuenta que tus ideas  surgirán más fácil y seguramente anotarás más de tres razones.

Esta libreta es completamente personal y privada, nadie tiene que verla si no quieres.

Ser agradecido hasta con las cosas negativas que nos pasan nos hace ver las cosas con otros ojos, confiar en que la vida siempre nos pone donde debemos estar y sobretodo a no dar nada por sentado.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (22 votes, average: 4.36 out of 5)
Loading...

1 COMENTARIO

  1. Muchas gracias, Ari, por los consejos! Llevo 20 años con mi diario de agradecimientos y justo hace un par de meses, me decidí a hacerlo online. Cree la web (https://diariodeagradecimientos.com) y ahora los hago en ella. Como todo, tiene sus contras y sus pros. Un pro es la ventaja que da la tecnología, que la puedes tener accesible desde cualquier sitio y a cualquier hora, y que además puedes hacer que el diario sea interactivo. Incluso me has dado una idea, que por las mañanas me lance una notificación push en el móvil con una selección de agradecimientos de los que llevo escritos. Gracias! Me había hecho la plataforma solo para mí, pero como vi que cuando se lo contaba a la gente me decía si la podía utilizar, la he abierto para todo el mundo. Bueno, y con respecto al agradecimiento, totalmente de acuerdo con todo lo que indicas. Practicarlo día tras día me ha cambiado hasta el concepto de lo que era para mí estar agradecido. Ha pasado de ser algo muy superficial a algo muy profundo. Un abrazo!

Dejar una respuesta