el perro se comio la tarea

Cómo hacer la tarea sin llorar en el intento

La hora de hacer la tarea puede ser una guerra entre tú y tu hijo, sigue estos consejos para evitarla.

Compartir

Para muchos padres e hijos la temida hora del día no es otra más que la de hacer tarea juntos, en donde la mesa y los cuadernos son el campo de batalla en una guerra de gritos, insultos, golpes, lágrimas y arrepentimientos. En una guerra en la que al final nadie gana y nadie aprende…

De acuerdo con estudios realizados por varias universidades el tiempo de las tareas deben de ser acordes a la edad neuropsicológica de cada niño, por lo que el aumento de lo requerido resultará contra producente tanto para el niño como para las personas que lo estén ayudando en dichas tareas, quedando la tabla de la siguiente manera:

  • Los alumnos de 1º y 2º de Primaria, deben de dedicarle no más de 15 minutos a sus tareas.
  • Los de 3º y 4º de Primaria, no más de 30 minutos
  • Los de 5º y 6º de Primaria, no más de una hora
  • Los de Secundaria (12-16 años), no más de 2 horas
  • Los de Bachiller/Prepa (16-18 años) no más de 3 horas

¿Pero qué debemos de hacer para no llorar en el intento?

Crear hábitos y rutinas:

  1. Demuéstrale a tu hijo que la educación y las tareas son importantes para ti.
    2. Fija siempre una misma hora para hacer las tareas con tus hijos.
    3. Escoge un buen lugar agradable, bien ventilado, con luz natural y tranquilo.
  2. Tratar de que siempre sea el mismo lugar para hacer la tarea.
    5. Elimina todos los distractores que hubiera alrededor.
    6. Ten todos los materiales a la mano e identifica los recursos que vas a necesitar (ir a la papelería antes de empezar, no durante la tarea)
  3. La revisión de cuadernos se hace antes o después de hacer la tarea, nunca durante la tarea.
    8. Da un buen ejemplo siendo tú el primero en cumplir y respetar el horario de tareas.
  4. Pon un pizarrón o cartulina, recordando las tareas pendientes de los próximos días
    10. Sienta a todos los niños juntos para hacer la tarea (a 50 cm o un brazo de distancia uno del otro), o en otro lugar, pero nunca los pierdas de vista.
  5. Interésate e involúcrate en las tareas, estando al pendiente de sus calificaciones obtenidas en dichas tareas.

En vez de llorar, debemos hacer:

  1. Infórmate acerca de los reglamentos escolares sobre las tareas.
    2. Hay que estar presentes y prestando la atención requerida a la hora de que ellos hagan la tarea (no estar con el celular, lavando, leyendo una revista o viendo televisión).
    3. Primero que te expliquen bien lo que les pidieron y lo que van hacer, para que no te quede duda y no los corrijas de más a la hora de supervisarlos.
  2. Solo dale sugerencias si así lo crees pertinente para hacer mejor la tarea, y que intente el niño hacer la tarea “solo” (“Nunca les hagas la tarea”).
  3. Cuando haya terminado, solo revisa la tarea que le hayan dejado en ese momento, “No revises letras chuecas, ortografía, márgenes, fechas etc.”
  4. Todos los trastornos de aprendizaje deben ser tratados por un especialista.
  5. Respeta el esfuerzo del niño, no lo insultes, ni le pongas ejemplos difíciles de entender, no lo compares ni con sus hermanos ni con otros niños, no lo regañes por todo.

Ofrece un buen apoyo

  1. Ayuda a que tu niño se organice bien, colocando su horario en un lugar visible y enseñándole hacer el solo su mochila.
    2. Hablen sobre la tarea de manera natural, que no sea nunca un castigo.
    3. No dejes de elogiarlo, reconociendo sus logros y avances.Pueden acudir a los talleres de tareas, son una excelente opción, siempre y cuando respeten el tiempo neuropsicológico del niño.

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (20 votes, average: 4.70 out of 5)
Loading...

1 COMENTARIO

  1. Me encanto su artículo, por que yo he cometido ese error de regañarlo ala hora de la tarea y no sabía que hay un tiempo, dependiendo la edad. ????????????????

Dejar una respuesta