Todo lo quieres saber sobre juguetes sexuales y te da pena preguntar

Desarrolla el potencial lúdico que llevas dentro

Compartir

Te preguntarás para qué comprar un juguetillo si ya te va bien con tu pareja o con tu mano. La respuesta es fácil: más placer, nuevas sensaciones, mayor posibilidad orgásmica y lo más importante: desarrollar el potencial lúdico que todos llevamos dentro. En el sexo, si no juegas, te vuelves mecánico y mediocre. Prepara tu lado atrevido y conviértete en un jugador sexual.

Ábrete: muchos ven los juguetes sexuales como poco naturales. Pero, solos o en pareja, hay que verlos como una oportunidad; como cuando pides un plato con ingredientes extraños, no hay forma de saber si te gusta que lo pruebas.

Háblalo: si estás en pareja, tienes que platicarlo antes, no se vale sacar, así de repente, en plena acción, un vibrador tamaño obelisco.

Ensaya, equivócate: hay tanta variedad de juguetes, que si eres novato es difícil saber por dónde arrancar. Habrá que experimentar con ensayo y error, pues lo que le acomoda a unos no es adecuado para otros.

No tengas miedo: otro de los problemas es el miedo machista que tienen algunos hombres a la competencia. O sea: pene vs vibrador. Puede que el vibrador tenga un mayor tamaño, pero nada, absolutamente nada en este mundo, va a sustituir a un pene de verdad. Les diré por qué: un vibrador es un objeto que puede dar mucha diversión y placer, pero un pene viene acompañado de cerebro, manos, temperatura, textura y una boca que besa y habla. Quítense el prejuicio y hagan feliz a su pareja con todo el arsenal posible.

Lubricantes pa’ que resbale

Se cree que los lubricantes se usan solo en ciertos periodos (cuando hay resequedad vaginal debido a la menopausia o cuando las mujeres por determinadas razones no lubrican bien). ¡Error! Entrar al mundo de los lubricantes es maravilloso, ¡conócelos!

  1. Los de silicona son ideales para el sexo bajo el agua, pero nunca los uses con juguetes del mismo material.
  2. Los de aceite duran más pero pueden dejar manchas y ¡aguas! hasta romper el látex del condón.
  3. Los de base acuosa son ideales, más ligeros y no dejan manchas. Hay con sabores, calientes y fríos.
  4. Los calientes elevan la temperatura con la fricción, a través de la penetración o el estímulo oral o manual.

Tip: existen productos específicos que sirven para sensibilizar el clítoris y el punto G. Se aplican directo en la zona y ¡vámonos!

Vibradores, multiorgásmicos y más

Este es uno de los rubros más grandes. Aunque están más dirigidos a mujeres son una excelente excusa para jugar en pareja.

5. Los vibradores funcionan con pilas o se cargan conectados por un puerto USB a una computadora.

6. Las balas son pequeños vibradorcitos que, igual que los estimuladores del clítoris, son más recomendables para uso externo. Aunque hay algunas balas que se introducen en la vagina y funcionan a control remoto.

7. Los dildos que funcionan de manera manual, estos son los más conocidos.

8. Los multiorgásmicos estimulan la vagina, el punto G y el clítoris al mismo tiempo. Puede resultar muy cachondo introducirle un vibrador a tu pareja, teniendo en cuenta que la mayoría de los hombres son muy visuales en el sexo.

Diversión onanista para ellos

Los masturbadores para hombres son de lo más variado.

9. Cilindros de silicona transparentes por donde se introduce el pene.

10. Nalgas con orificios simulando ano, vagina y vulva que en algunos casos, además gimen.

11. Los huevitos japoneses son muy divertidos. Se les aplica lubricante y se estiran sobre el pene produciendo varias sensaciones.

Mundo gay y lésbico

En este rubro también se encuentran muchísimas cosas para que el sexo sea más placentero. Incluido, claro, todo lo dicho antes.

12. Arneses (muy útiles para relaciones lésbicas) en los cuales se coloca un dildo o vibrador que permite penetrar al otro.

13. Para los más valientes hay de doble penetración. Vale aclarar que todo sirve para todos. Más bien es cuestión de hasta dónde quieres llegar.

La puerta trasera

Entrar en esta dimensión es toda una aventura. Tanto para hombres sin prejuicios como para mujeres con ganas de experimentar. Esto es lo que hay:

14. Para el dolor hay lubricantes especiales y desensibilizadores “pare de sufrir”.

15. Las bolitas anales son dilatadores que se introducen en el recto para potencia el placer.

16. Los dildos y vibradores especialmente diseñados para la introducción anal.

17. Los estimuladores de próstata para quienes quieran encontrar este punto tan sensible en los hombres son una gran opción.

Por si no te llenaste…
Hay más, mucho más

  • Anillos para pene
  • Bomas de vacío
  • Productos comestibles
  • Disfraces
  • Fundas
  • Retardantes
  • Extensiones
  • Todo para bondage

Lo que sí

Hay distintas calidades y diferentes materiales en esto de los juguetitos eróticos. Se recomienda básicamente los productos de silicona o silicona quirúrgica porque se adaptan a la temperatura corporal, son fáciles de limpiar, se pueden esterilizar, no son porosos y no contiene ingredientes tóxicos. Debe decir 100% silicona. Y acuérdate de que se usan con lubricantes de base acuosa.

*Tu juguete debe decir “libre de ftalatos”, “DOP free” o “PVC free”.
*Otra opción higiénica puede ser el vidrio, el metal o la cerámica porque estos materiales no son porosos, se limpian fácil y duran mucho tiempo.

Lo que no

Juguetes hechos con PVC, que contenga pftalatos, siliconados (no suelen ser 100% silicona. Plástico ABS. Muy fácil: si huele a plástico, no lo compres.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votes, average: 4.71 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Jefa Editorial Web de Revista moi

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta