¡Aprende a ligar!

Ligar es 10% apariencia física y 90% actitud y percepción. Si sigues de forever alone seguro le estás apostando al porcentaje equivocado

Compartir

Hay que sacarnos de la cabeza que muchas personas son inalcanzables y dejar de minimizarnos mentalmente, porque eso solo nos frena y, por lo tanto, nos mantiene en la eterna soltería. Sigue estas nueve recomendaciones de imagen pública para desarrollar una actitud que cautive y enganche a los demás, y así te puedas ligar a quien se te dé la gana y chance hasta llegar a algo más.

1. Busca el momento adecuado para acercarte
Trata de hacerlo cuando la persona esté sola y parezca que no tiene nada que hacer. Si te acercas cuando está con más personas, seguro no te va a pelar, en parte por lo que vayan a pensar los demás.

2. Velo fijamente (sin parecer psicópata) y sonríe
No te confundas con lo que nos muestran en las pelis chafas de ligue de bar. Debes mandar un mensaje de amabilidad y empatía, el chiste es decir sin palabras: “hola, te estoy viendo y me gustas”.

3. Usa tu lenguaje corporal…
Tu postura debe ser abierta y de frente a la persona que te gusta, enmarcándola con tus hombros; no te pongas de ladito ni cruces los brazos ni metas las manos en las bolsas. Cuando te acerques a platicar, inclina ligeramente el cuerpo hacia adelante; si sientes que hay confianza, puedes tocar su brazo sin que se vaya a sentir incómodo.

4. Y lee el suyo
Si ves que a quien te quieres ligar cruza los brazos, se encorva, ve hacia todos lados y se toca la nariz o se cubre la boca al hablar, olvídalo, no tiene interés en ti.

5. Imagina que ya conoces a esa persona y salúdala con afecto
Este truco mental ayuda a bajar los niveles de adrenalina y a que tu lenguaje corporal sea abierto y relajado. ¿Cómo te acercarías a saludar a una persona que conoces hace mucho y te cae muy bien? Pues así debes abordar a quien quieres conquistar.

6. Verbo mata carita
Lo has escuchado 20 mil veces. Cuando platicas con una persona y resulta que es súper divertida, inteligente e interesante, se convierte en alguien irresistible sin importar tanto su físico. Por eso tienes que ser el mejor platicador, saber hacer preguntas, etc. sin importar cómo te veas.

7. Echa piropos
Obvio, no el “¿estoy en el cielo? pues he visto un ángel” Ni piropees el físico, por favor. Fíjate en los pequeños detalles y alábalos, como los éxitos profesionales, la forma de hablar, la música que le gusta, cualquier cosa que probablemente nunca nadie le haya chuleado.

8. Sé impredecible
Proponle hacer cosas diferentes, no te comportes igual todo el tiempo porque es súper aburrido. Ten planes interesantes para una primera cita, aléjate del cine y la cena. “Me inscribí a una clase para aprender a hacer pan y quiero que me acompañes” siempre es mejor que, “a ver si algún día salimos”.

9. Date a desear
Si ya ligaste, no le hables a primera hora del día siguiente, espérate un rato y se clavará mucho más; mejor aún, rompe el ritmo, o sea un día dale cuerda y ponle toda la atención del mundo y al día siguiente un poquito menos. ¡Pero ojo! No se trata de desaparecer.

Finalmente, lo más recomendable es mostrarte tal y como eres, sin tener que recurrir a un plan maestro. Poder ligar tiene todo que ver con tu autoestima y nada con tu físico. Por eso, para encontrar a esa persona que te acepte y a la que le encantes tal como eres, primero te tienes que caer bien tú mismo.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (20 votes, average: 4.55 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta