Lo que hay que pensar antes del “I do”

El número de divorcios en México se duplicó desde el 2000... ¿nos estaremos casando sin meditarlo bien?, ¿nos está ganando la emoción?

Compartir

¿Con quién me voy a casar?
Sí, sí, se llama XXXX, pero…
¿Cuál es su proyecto de vida individual?
¿Es una persona madura?
¿Tiene una personalidad definida?
¿Es responsable? Si sí, ¿en qué lo noto?

Las cosas que me importan
Haz una lista con esas cosas que son importantes para ti (carrera, familia, amigos, pareja, estudios, hobbies). Después ponle a cada una el porcentaje de tu tiempo que te gustaría dedicarles. Ahora piensa en la última semana: ¿hiciste alguna?, ¿cómo serán las cosas cuando estés casado?, ¿estás dispuesto a sacrificarlas o vas a sufrir?

Lo negociable y lo que no 
Hay que hacer listas y platicarlo, si no es como montarte al revés al caballo y luego hacer berrinche de que avanza para el lado que tú no quieres. Quizás uno quiere irse a vivir a España por su chamba y el otro no imagina su vida fuera de Apizaco. Quizás uno no quiere tener hijos nunca y el otro en el fondo se muere por ser papá y llevar al crío al futbol.

Sexy Time!
¿Sé perfecto lo que le gusta y lo que no a mi pareja?
¿Nuestras ganas de “cooperar” son iguales o uno siempre quiere y el otro prefiere ver Netflix?
¿Es del club de la eyaculación precoz?
¿Qué lo excita y qué me excita?
¿Qué estados de ánimo nos quitan las ganas?
Cuando la pasión se apague, ¿seguiré feliz y satisfecho con esta persona?

¿Que voy a hacer con los cambios?
Todos cambiamos. No seremos los mismos en cinco, diez o 20 años, así que tienes que estar listo para trabajar, redescubrirte y adaptarte al otro, para no terminar con el clásico: ¡me engañaste, antes no eras así!

Los pesos
¿En qué y cómo se va a gastar?
¿Alguno tiene oculto un deudón loco? Si sí, ¿cuál es el plan para pagarlo?
¿Van a tener una cuenta juntos o cada quien sus monedas?
¿Van a tener un guardadito para emergencias o enfermedades?
¿Qué pasa si ella quiere comprar una sala y el una Harley?

¿Para toda la vida? 
¿Se puede prometer algo para toda la vida? ¿En serio?
¿De verdad quiero estar con esta persona siempre?
¿Qué pasa si alguno se enferma?
¿Alguno tiene antecedentes familiares de alguna enfermedad importante que debas saber?
¿Qué pasa si alguno no puede tener hijos? ¿Te afectaría?
¿Hacemos proyectos a cinco años y los vamos renovando?

 

Esto es lo mínimo que debes saber antes de aceptar casarte con alguien, obviamente también deben hablar de dramas y pleitos y por supuesto, sobre sus familias.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votes, average: 4.57 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta