Amor a kilómetros: sí puede funcionar

Si estás en una relación de larga distancia, hay mil formas de hacerla funcionar

Compartir

De todas las cosas que matan al amor la distancia física, o sea, que él viva en China y tú en Coapa, es la muerte más lenta; pero la tecnología hace la comunicación inmediata y es más fácil compartir cada minutos de tu vida. Aunque, según yo, todavía no inventa una app para amanecer junto a tu amorcito, son las pequeñas cosas diarias las que inventan un código especial con el que dos personas interpretan el mundo. En la teoría clásica del ligue -nivel abuelita- hay tres C’s que nunca fallan: coche, carita y cartera. Claramente estamos hablando de la prehistoria, pero hay otras tres C’s -más modernas- necesarias para que la cosa funcione, y que si están ausentes, acaban con el amor, de cerca o de lejos. Pero te decimos cómo aplicarlas si tu bombón está a kilómetros de distancia.

  1. Cooperación
    Estar juntos, acariciarse, tocarse y sentirse es básico para el amor. Esa cooperacha amorosa te da confianza, autoestima y te desestresa. En otras palabras, nos pone de buen humor. Cuando una pareja vive en extremos diferentes del mundo, una de las partes más emocionantes de la distancia es organizar encuentros que los mantengan conectados; asumir que su relación va a vivir sin encuentros físicos es ingenuo porque un día la falta de amor desgarra a tal grado que, por esa grieta, acaba metiéndose otra persona.
  2. Cuidados
    De vacaciones, sanos y felices es muy fácil estar juntos. Enfermos, en modo Netflix an chípil y necesitados de cuidados es otra cosa. Una pareja promete estar en las buenas y en las malas. No tienes que haber pasado por un altar para comprometerte a esta con el otro en la salud, en la enfermedad, en los triunfos y derrotas de los Pumas o el América. La adversidad es la oportunidad más valiosa de estar ahí; si sabes que tu pareja está pasando por un mal momento, haz hasta lo imposible por estar presente.
  3. Convivencia
    Cuando amas a alguien quieres estar con esa persona cada segundo. Antes, andar de lejos significaba mandar y recibir una carta cada mes, pero ahora hay WA, Snapchat, Skype y mil formas más de enterarse de lo que hacen cada segundo, aunque estén en lados opuestos del mundo. La distancia no es olvido pero la diferencia sí.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (9 votes, average: 4.22 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta