Tips para embarazarte

Lograr un embarazo no se resume al sexo, necesitas más cosas para que esto suceda y te decimos cómo lograrlo.

938
0
Compartir

Parece una fórmula muy sencilla: tener sexo = embarazo, ¿O no? La realidad es que tratar de tener un bebé es un momento emocional para cualquier pareja, pero también puede estar lleno de altibajos y complicaciones. Pero no te preocupes, hay muchos cambios simples en tu rutina que pueden ayudarte a aumentar la fertilidad naturalmente, sin procedimientos invasivos, píldoras o una intervención médica innecesaria.

Bájale al estrés. El estrés es especialmente dañino cuando hablamos de fertilidad. Literalmente disminuye las posibilidades. Asegúrate de buscar estrategias para reducirlo en tu vida diaria. Si te sientes preocupada o nerviosa por no quedar embarazada, recuerda que estás creando una respuesta de estrés en tu cuerpo. Al reducir tus niveles de estrés, naturalmente aumentará la fertilidad. ¡Disfruta este proceso!

Lee: Razones por las que no te embarazas

Conoce tus días fértiles. Tu ciclo menstrual es un signo de que tienes una buena salud reproductiva. Si quieres tener un bebé, lo primero que debes hacer es poner mucha atención en la regularidad (o la falta de ella). Si tu ciclo es regular, entonces vas a ovular 14 días antes de tu periodo menstrual. Al tener estas fechas bien definidas en tu calendario, vas a poder reconocer fácilmente tus días fértiles. Lo ideal es tener relaciones sexuales cuatro días antes y dos después de la ovulación.

Cuida tu dieta. Según un estudio sobre alimentos dieta y fertilidad de la Escuela de Medicina de Harvard, a diferencia de otros factores que no puedes controlar, como la edad y la genética, comer ciertos alimentos y evitar otros es algo que puede ayudarte a mejorar la función ovulatoria. Evita los carbohidratos altamente procesados (galletas, pan blanco y pasteles) y come los carbohidratos “buenos” (verduras, frijoles y granos enteros). Incluye proteína y aléjate de las grasas trans.

Toma multivitamínicos. Comienza a tomar una vitamina prenatal con ácido fólico (al menos 400 mcg diarios). Consumir suficiente ácido fólico disminuye el riesgo de defectos del tubo neural. Además, tomar un multivitamínico que contenga vitamina B6 antes y durante las primeras semanas de embarazo puede ayudar a disminuir las náuseas matutinas.

Prueba con Elevit, un multivitamínico que te da todos los nutrientes, minerales y oligoelementos que tu cuerpo necesita durante todas la etapas del embarazo y la lactancia.

Además del doble de ácido fólico que la ingesta diaria recomendada para las mujeres embarazadas.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta